ANÁLISIS – Maria-sama ga miteru (4ª temporada)

C U A R T A    T E M P O R A D A

A N Á L I S I S

Maria-sama ga miteru (“Marimite”), la prestigiosa serie de novelas ligeras escritas por la autora japonesa Konno Oyuki,  llega a su cuarta temporada de Anime tras una larga espera para sus fans de casi dos años desde el final de la magnífica tercera temporada en el 2007. En esta ocasión se vuelve al formato clásico de las dos primeras temporadas, optando de nuevo por una serie de T.V. corta de 13 episodios, tras el paréntesis que supusieron las 5 O.V.A.s que conformaron una atípica tercera temporada.

Echando la vista atrás podemos recordar cómo en la primera temporada asistimos a la presentación general de los personajes principales, con la llegada de Yumi al Yamayurikai (el Consejo de estudiantes de la Academia Lilian) y en especial su relación de hermanamiento con Sachiko, una relación a veces dulce y otras veces complicada. En la segunda temporada vimos el relevo en los cargos de la Rosas del Consejo, así como la llegada de nuevos personajes como Noriko y Touko, además de una pequeña crisis en la relación entre Yumi y Sachiko, felizmente resuelta. Por último, en la tercera temporada presenciamos variados episodios en la vida de las integrantes del Yamayurikai (en un tono mucho más relajado, hay que decirlo), como las vacaciones de verano, el Festival escolar de Hanareda, el Festival de Deportes de Lilian y finalmente el viaje a Italia de las alumnas de segundo curso.

Después de tres emocionantes temporadas llegamos a una cuarta, en la que tendrán que resolverse no pocos asuntos que aún quedaban pendientes y cuya resolución no puede demorarse ya por más tiempo, como la elección que Yumi y Yoshino tendrán que hacer de sus propias petite soeurs, o la decisión de Sachiko y Rei sobre su futuro universitario.

La cuarta temporada comienza con un nuevo Festival cultural en la Academia Lilian, tal y como comenzó la primera serie de Marimite, al haber transurrido ya en la obra un año completo desde entonces. Una vez más la preparación del festival traerá de cabeza a la pobre Yumi : tanto la representación teatral del Yamayurikai (en la que ella misma participa), como las propias actividades de su clase y además su firme voluntad de seguir apoyando tanto a Kanako como a Touko para que logren superar sus problemas familiares y escolares respectivamente. Pero lo más difícil para Yumi llegaría tras la finalización del ajetreado festival, ya que Sachiko le pidió seriamente que no demorara por más tiempo ya la elección de su propia petite soeur.

Pero Yumi no será la única que tendrá que afrontar en esta temporada una de las mayores decisiones en su papel ya como ilustre senpai en la escuela, como es la importante responsabilidad de elegir a una hermana menor a la que guiar y cuidar, ya que Yoshino también se verá presionada para que haga lo propio (en su caso por Eriko, la anterior Rosa Foetida). Afortunadamente para Yoshino, el destino le tiene preparada una sorpresa inesperada, y pronto quedará resuelta la cuestión relativa a su petite soeur, no así en el caso de la sufrida Yumi… y no solo ya por la cuestión misma de la elección, sino por la dificultad de llegar al corazón de la persona finalmente elegida.

Tras una tercera temporada de lo más variada en cuanto a localizaciones volvemos a una cuarta en la que la Academia Lilian será otra vez el punto neurálgico a lo largo de la serie. Como de costumbre, los ya conocidos domicilios de Yumi y Sachiko harán de nuevo su aparición en algunos momentos de la serie, así como también el ya conocido pabellón deportivo donde se celebra el torneo anual de kendo entre las diferentes escuelas, apareciendo además como novedad en esta temporada la residencia de los Matsudaira y el hospital que dicha familia administra, situado en una apartada región de montaña. También veremos por fín en esta temporada la esperada visita de Yumi al parque de atracciones junto con su adorada onne-sama, aunque la jornada no acabará precisamente de la forma que Yumi hubiera deseado.

Se mantienen entre los personajes principales respecto de la tercera temporada: Yumi, Sachiko, Rei, Yoshino, Shimako, Noriko, Touko, Kanako, Tsutako, Yuuki, Suguru, Chisato y Mami. Las antiguas Rosas del Yamayurikai, Youko, Sei y Eriko harán también alguna aparición puntual durante la serie.

Aparecen como nuevos personajes:

Yuuko Hosokawa

Durante el Festival de Lilian intentará escabullirse dentro del recinto de la escuela para reunirse con su marido y su pequeña hija, pero Youko y alguien parecida a Sei impedirán que logre su cometido, atrapándola cuando se disponía a escalar el muro exterior que protege la escuela. Yuuko era una antigua compañera de clase de Kanako, a la que ésta tenía mucho aprecio, y dejó el colegio tras enamorarse del padre de ésta, hecho por el que Kanako guarda un profundo rencor a su progenitor, extendido al género masculino en general.

Sr. Hosokawa

El padre de Kanako, un entrenador de baloncesto que se enamoró de Yuuko, una de sus alumnas, tras separarse de su mujer. El hecho que Yuuko dejara la escuela para vivir con él supuso la inmediata oposición y rechazo de Kanako hacia su padre y fue también el detonante de su odio hacia los hombres. Tanto él como su nueva esposa visitarán la Academia Lilian el día del festival para darle una importante noticia a Kanako, aún sabiendo que no les será nada fácil tratar de hablar con su hija, pero el motivo desde luego lo merecerá.

Nana Arima

La cuarta y más joven de las hermanas Tanaka, que no lleva el mismo apellido que las demás por preferir adoptar el de su abuelo en su honor. Nana cursa sus estudios de enseñanza secundaria en Lilian, y al igual que sus hermanas mayores es una gran aficionada al kendo, sientiendo una gran admiración por Rei. Por ese motivo asistirá a la competición anual interescolar que se celebra en el pabellón que ya vimos en la primera temporada, donde vivirá sin quererlo un espisodio de lo más insólito con Yoshino y Eriko.

Shouko Naitou

Una chica de primer curso en Lilian, tan guapa como ambiciosa. Desde que inició sus estudios se sintió fascinada por el esplendor de las tres Rosas del Consejo del Yamayurikai, y deseando ella ser también objeto de admiración por sus compañeras de la escuela decidió convertirse en la petite soeur de algún miembro del Consejo que aún no tuviera una, fuera quien fuera… y ese fue precisamente su gran error, como le explicaría después Yumi. Posteriormente será elegida como petite soeur por Tsutako, aunque no lo veremos en la serie.

Presidenta del Club de Teatro

Cuando Touko se disponía a presentar su renuncia al Club de Teatro su presidenta no quiso perder la ocasión y ella también pasó a la acción, pidiéndole ante su sorpresa que se olvidara de Yumi y se convirtiera en su petite soeur. Touko declinó su oferta como era de preveer, pero tras un un tierno momento la presidenta consiguió al menos que Touko no renunciara al Club de Teatro. Touko había tenido problemas al inicio de la serie cuando compaginaba dicho club con la propia representación de teatro del Yamayurikai.

También podemos destacar, aunque ya en un plano más secundario, a los familiares de Touko que aparerán durante esta cuarta temporada: a su padre lo conoceremos durante una breve aparición en un episodio en el que mantiene una importante conversación con ella. A la madre de Touko la veremos en algunos momentos puntuales de la serie, visitando la Academia Lilian para llevarle unas zapatillas que se había olvidado y también sufriendo las consecuencias de la traumática fuga de casa de Touko, a raíz de una discusión familiar sobre su futuro. Finalmente conoceremos también al abuelo de Touko, un veterano doctor a punto de retirarse de su puesto al frente del hospital propiedad de la familia Matsudaira, al que Touko le gustaría suceder en sus responsabilidades.

En la cuarta temporada el nivel gráfico que se había disfrutado en las temporadas anteriores decae de forma alarmante. Tanto en el aspecto general de la serie como muy especialmente en el diseño de los personajes. No sería justo comparar esta temporada con la inmediatamente anterior, ya que la tercera en definitiva fueron O.V.A.s y es bien sabido que éstas (por trabajo, cuidado, tiempo y dedicación) no pueden equipararse con los episodios de una serie pensada para ser emitida por T.V. (consistente por lo general en muchos más episodios, aunque en el caso de Marimite se trate habitualmente de tan solo 13 capítulos), ya que en definitiva son formatos distintos aunque ambos pertenezcan al ámbito del Anime.

De la misma forma, tampoco podríamos comparar una O.V.A. con la calidad ya casi insuperable que presentan los mejores largometrajes que se hacen en el mundo del Anime. La comparación por tanto no hay que hacerla con la tercera temporada sino con las dos primeras, ambas series de televisión como la cuarta, y de idéntica extensión además (13 episodios). Es también respecto a éstas que se aprecia un nivel gráfico inferior (más simple y a veces hasta algo descuidado), que resulta a todas luces injustificable, al seguir siendo la serie responsabilidad del mismo estudio encargado de las anteriores temporadas.

La animación se sigue manteniendo como en las dos primeras temporadas, a un nivel bastante aceptable aunque tampoco sin grandes alardes.

Lo cierto es que por el propio estilo y ritmo de los acontecimientos descritos en la serie no hay tampoco demasiados momentos para poder “lucirse” con el tema de la animación como en otro tipo de obras (el punto fuerte de Maria-sama ga miteru siempre estará ante todo en los diálogos de los personajes, más allá de cualquier floritura técnica).

En la segunda mitad de la serie, cuando los acontecimientos se vayan precipitando y la tensión crezca de forma progresiva, sí que podremos entonces deleitarnos con algunos momentos bastante bien resueltos, en especial aquellos más dramáticos protagonizados por Touko.

Aquí habría que destacar y criticar a partes iguales, ya que es precisamente el guión lo que más sufre de la irregularidad general patente en toda esta cuarta temporada. Es importante saber que en esta ocasión se han condensado mucho más que en las anteriores tres temporadas la adaptación de las novelas al formato de Anime, casi doblándose el número de novelas adaptadas para esta cuarta temporada, lo cual tiene sus ventajas pero también como es lógico sus inconvenientes de cara al espectador. La ventaja más clara es que asistiremos a más acontecimientos de lo habitual, que desfilarán ante nuestros ojos a veces a una velocidad algo acelerada (como la resolución del problema de Kanako con su familia), siendo precisamente éste su mayor inconveniente, ya que numerosas cuestiones quedarán tratadas muy por encima y algunas subtramas que aparecían en las novelas no se verán siquiera reflejadas en la serie.

A pesar de esta gran condensación argumental, que lógicamente afecta de forma notable al desarrollo del guión (pues tiene que relatar unos acontecimientos sintetizando al máximo y sin poder recrearse apenas), la serie cuenta no obstante con momentos francamente brillantes, como la conversación entre Yumi y Yoshino acerca de los compartimentos que las personas habilitan en sus corazones para albergar a las personas que más quieren, o la de Yumi con Suguru en casa de Sachiko sobre pretender “clasificar” los niveles de cariño que se pueden tener hacia las personas, y cómo olvidarnos de los memorables diálogos de esta temporada entre Yumi y Touko. Y es que si algo nos ha mostrado esta serie es que hay momentos en la vida en que desde luego lo mejor es tranquilizarse, cerrar los ojos y contar hasta cien…

Aquí tenemos otra clara muestra de la irregularidad propia de la cuarta temporada. De nuevo contamos con una gran partitura, que desde luego mejora respecto de la anterior temporada, en la que el nivel había decaído respecto de las dos anteriores (abusando de la incorporación de temas de música clásica, cuando la música de Marimite ya es magnífica por sí misma). Si bien siguen empleándose temas muy conocidos de las primeras temporadas, los temas nuevos que aparecen en ésta son también muy destacados.

Por otra parte llama enormemente la atención el cambio de “look” que sufre la serie en su Opening, dejando de lado sus tradicionales temas de apertura idílicos y sentimentales por un nuevo estilo mucho más desenfadado (hasta “cómico” me atrevería a decir), que ha sido recibido con disparidad de opiniones entre los fans de la serie. Sobre el Ending en cambio no se puede objetar lo más mínimo: música e imágenes bellísimas para recordarnos lo que sigue siendo aún hoy por hoy esta gran obra en el mundo del Yuri.

Mucho se ha criticado esta cuarta temporada entre los sectores más “ortodoxos” de Marimite, que se han sentido bastante decepcionados por el abandono que la serie hace de la “relación principal” definida en la obra desde su mismo inicio como era la de Yumi con Sachiko, centrándose casi exclusivamente en esta cuarta temporada en la complicada relación entre Yumi y la que está destinada a ser su querida petite soeur, Touko. Si bien los sentimientos de Touko por Yumi ya quedaron bastante claros en la tercera temporada (con aquella memorable escena del baile en el Festival de deportes), será aquello que realmente puede sentir Yumi por Touko lo que traerá de cabeza a la legión de seguidores de la tradicional pareja Yumi-Sachiko, llegando muchos incluso a ver peligrar esta relación tan consolidada debido a la extraordinaria fuerza con la que ha irrumpido la nueva relación creada en esta temporada (tras no pocos desencuentros).

Son habituales los debates entre los fans en función de las simpatías que tengan por cada personaje, pero lo mejor es recordar las sabias palabras de Yoshino cuando le explicó muy gráficamente a Yumi que en su corazón había una habitación para la onee-sama y otra para la petite soeur.

En efecto, una relación no tiene por qué excluir a la otra, pues hay espacio para ambas en su corazón, siendo además de diferente tipo (amor por Sachiko y cariño protector por Touko).

Lo que sí es preocupante es el escaso tratamiento que se da en la serie a las otras relaciones también importantes que conocíamos, como la de Shimako y Noriko o la de Rei y Yoshino, que ya en la tercera temporada fueron dejadas bastante de lado por centrarse de forma casi exclusiva en la relación principal de la serie entre Yumi y Sachiko, además de mostrarnos también las primeras “batallas” que se comenzaban a dar entre las chicas de primer curso “a la conquista” de Yumi.

En la cuarta temporada también se ha echado bastante en falta una mayor presencia de la nueva relación YoshinoNana, que forman una nueva y encantadora pareja de la que se ha podido disfrutar muy poco en pantalla. Sin duda una mejor dosificación de las diferentes relaciones Yuri que hay en la obra hubiera sido muy de agradecer por todos los fans del género (y ésto es válido y aplicable tanto a la 3º como a la 4ª temporada).

La cuarta temporada de Marimite nos deja con un cierto sabor agridulce, a pesar de seguir siendo en líneas generales un producto de muy buena calidad. Bien es cierto que sirve para saciar nuestras “ansias” de Marimite tras casi dos años de espera desde la tercera temporada, pero la forma en que se ha llevado a cabo la cuarta (por su condensación, ritmo acelerado e irregular diseño estético) es quizá lo que puede haber despertado para muchos un menor interés en comparación con las brillantes temporadas anteriores.

Los más desencantados serán sin duda los fans de la pareja principal Yumi-Sachiko (que no lo olvidemos, se cuentan por legiones), pero éstos deben entender que Marimite no trata únicamente sobre esta relación, sino más bien sobre el conjunto de las experiencias de Yumi durante su paso por la Academia Lilian, siendo su estrecha relación con Sachiko una de las más importantes, sí, pero en absoluto la única, como también lo fueron de forma decisiva otras en su momento, como su adorable relación con Sei (que era prácticamente la onee-sama informal de Yumi), y ahora lo es su nueva relación también de lo más estrecha con Touko, por la que ha luchado tanto hasta llegar a comprenderla, convirtiéndola en su petite soeur a pesar de todas las dificultades. Todo ello no hace sino conformar ese conjunto unitario que son las experiencias de Yumi en su paso por Lilian, y todas son plasmadas en la obra en su justa medida, que no es otra que la que desea la propia autora.

Cabe destacar que en las novelas de Marimite la relación entre Yumi y Touko es tratada de forma mucho más extensa aún que en la serie de T.V., por más que le pueda pesar a muchos fans de la serie. Y si hay algo que deben respetar los seguidores de la serie aunque no lo compartan es el rumbo que la autora decide dar a su propia creación, ya que afortunadamente en el caso de Marimite ella aún sigue teniendo las riendas sobre su creación (y esperemos que no llegue a darse nunca en su caso lo que podríamos llamar como el indeseable “síndrome Toriyama”: perder el control sobre su propia obra).

Sin duda los dos personajes sobre los que recae de forma clara el peso de esta cuarta temporada: Yumi y Touko, quienes con su complicada y tormentosa relación han sido por méritos propios los auténticos motores de esta nueva serie:

Yumi ha madurado a pasos agigantados desde la tercera temporada (quizá sus últimos momentos de “chiquilla ingenua” los vivimos en el célebre episodio de las vacaciones que pasó en la villa de verano de Sachiko), y desde entonces se ha convertido en un personaje cada vez más interesante en sus apariciones. Por supuesto ésto no es nada casual ni precipitado como ocurriría en una mala película de “Serie B”, sino que es consecuencia de una cuidada evolución del personaje a raíz de todo lo que ha aprendido en las temporadas precedentes, en especial de su trato con Sei y con Sachiko, como también de las experiencias que ha vivido en primera persona siendo testigo de excepción de la relación entre Rei y Yoshino y la de Shimako con Noriko. Gracias a todas esas experiencias ahora Yumi es una persona que comprende mucho mejor todo cuanto sucede a su alrededor, que sabe ver en el interior de las personas y que se da cuenta de los sentimientos que a menudo tratan de ocultar éstas.

– El personaje de Touko ya es directamente para enmarcar. Lejos queda aquél tópico personaje chinchoso y entrometido que conocimos en la segunda temporada, al más puro estilo de “villana” que no desentonaría en Candy Candy. Además, habiendo quedado ya claros sus sentimientos en la tercera temporada, ahora en la cuarta llega el momento de determinar qué relación tendrá con Yumi. De nuevo en la evolución del personaje no hay nada dejado al azar: desde su propia afición por el teatro (en esta temporada Touko será toda una actriz a la que habrá que saber desenmascarar), los motivos de su actitud hacia los demás y en especial hacia Yumi, así como su propio trasfondo familiar conformará en su conjunto un complejo cristal empañado que se irá aclarando poco a poco hasta el mismísimo (y fantástico) episodio final de la serie.

– De forma similar a lo que ya sucediera en la segunda temporada, todo el inicio de esta cuarta no está al nivel que cabría esperar de una obra única como Maria-sama ga miteru (precisamente lo malo es eso, cuando ya siempre esperamos tanto). De mitad hasta el final de la serie ésta ya va cogiendo más ritmo y los episodios se vuelven mucho más emocionantes e intensos, concluyendo con un emotivo y magnífico episodio final, que se permite el lujo de alejarse incluso de lo más tópico como podría haber sido una larga y lacrimógena escena final delante de la estatua de la Vírgen María en los jardines de Lilian, algo de lo que afortunadamente se prescinde, optando en cambio por una conclusión con mucha más clase y acorde con lo que es la esencia de Marimite.

– El notable abandono de las otras parejas de la serie por centrarse en exceso en la de Yumi y Touko. Bien es cierto que, a tenor del material que había que adaptar de las novelas, éste tenía que ser el tema central, pero ya que se han condensado tantos y tantos acontecimientos bien podría haberse hecho con algo de más gracia y mesura para que ciertos personajes, antaño importantes, no pasen a ser ahora simples “figurantes” en las escenas. El caso concreto de Shimako quizá sea el más “escandaloso” de todos: de grandísimo personaje en los inicios de la franquícia a “bello florero” en los últimos tiempos.

– La publicidad cada vez menos disimulada presente en la obra. Está muy bien conseguir patrocinadores para obtener beneficios extras, pero hay muchas maneras de plasmar luego ese patrocinio: puede lograrse el mismo efecto presentando esa publicidad de forma mucho más subliminal y ante todo de un modo menos “agresivo” para el espectador. Además, si la publicidad comporta para la serie tener más ingresos también se le podría exigir que tuviera más capítulos (26 no hubiera estado mal, y así no habría sido todo tan precipitado ni condensado ya de paso).

– El descenso también evidente en la calidad visual de la obra, con unos diseños de personajes inferiores notablemente y carentes del gran atractivo que presentaban en la primera temporada. Si comparamos por ejemplo a la Yoshino del inicio de la obra con la de la cuarta temporada parecen personajes distintos, o como si tuviera ya 20 años en esta última, cuando de hecho entre la primera y la cuarta serie tan solo transcurre un año en la obra. Es lógico que con el tiempo los estudios de animación cambien dibujantes y se evolucione en los estilos, pero un gran mérito reside también en que ésto no se note demasiado.

ENLACES DE INTERÉS:

ANÁLISIS – Maria-sama ga miteru (1ª temporada)

ANÁLISIS – Maria-sama ga miteru (2ª temporada)

ANÁLISIS – Maria-sama ga miteru (3ª temporada)

Publicado el mayo 29, 2009 en Maria-sama ga miteru y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 40 comentarios.

  1. Hola que tal, alguien me podriadecir si en la cuarta temporada se quedo en el capitulo 5? o donde puedo verla, o alguien que me diga donde puedo comprarla …. Alguien por favor—-
    no me puedo quedar sin saber que pasa despues de que Yumi le da su rosario a Touko
    Aaaaaah Sufro como magdalena…. T____T

    Gracias!!!

  2. gokigenyou aun no hay anime ni 5ta temporada no pierdo la esperanza de verla pero si quieres saber que mas sucede despues de yumi darle el rosario a touko podrias leer la novela bueno aun no esta la traduccion al ingles finalizada pero vas a saber mas a cerca de lo que ocurre , te dejo el link http://www.baka-tsuki.org/project/index.php?title=Maria-sama_ga_Miteru#Maria-sama_ga_Miteru_series_by_Oyuki_Konno si no sabes ingles o te cuesta como a mi siempre es bueno el traductor de google (^_^)/ ademas de las novelas e leido casi todos los fanfics de marimite y hay unos que son hermosos tambien :)—–

  3. Hola berenice. La serie es de 13 episodios.

    Si no tienes problemas con el Inglés la puedes adquirir en la siguiente dirección:

    http://www.rightstuf.com/1-800-338-6827/catalogmgr/5WBikVSpBf7Sp1L6Qb/browse/item/87232/4/0/0

    Un saludo.

  4. berenicebjuarez

    Sig…..Muuuuuuuuuchas gracias…. aaaaah, el problema es el Cash $$$ para adquirirla…. y por mas que he tratado de localizar los demás vídeos T_T

    Muchas gracias, también me pasaron un likn de amazon.com para adquirir la serie….

    Hikari-chan Gracias Si es la traduccion de la temporada original lo leeré…. Es que leí el fanfic de Strawberry Panic y aaah me quede queriendo mas jejeje…. pero muy bueno heee!!!

    muchas gracias!!!

  5. bereniceb hay un fanfic de strawberry panic! que es hermoso riokilla la creadora lo hizo desde el final donde quedo el anime luego que nagisa llega a la habitacion y la espera tamao chan te va a encantar yo me lo leia los capitulos y no podia parar ajaja es el mejor fanfic de strawpanic que e leido leelo c:http://eljardindelasdoncellas.blogspot.com/2012/02/capitulo-1-las-nuevas-etoile.html

    ahi esta la lista de capitulos te va a encantar es como ver el anime ajaja

  6. Si es el fanfic que me termine de leer en dos días, Durmiendo hasta ya las 6 de la mañana… ya compre la cuarta temporada de Maria Sama… y oooh sorpresa, ahi termina, cuando viene yumi con touko en el autobús de regreso del hospital….. Enorme Decepcion… T_T ahora a escribir mails y mails… A los estudios jejeje

  7. oooh y se me olvido poner, que la calidad es excelente jejeje, pero eso no quita ,mi desilusión jejejje T_T

  8. si es genial ese fic ajaja y con respecto a maria sama aqui esta el twitter de Reine Hibiki que fue la que hace los dibujos de marimite https://twitter.com/cofixx y el twitter de ueda kana fukuzawa yumi chan https://twitter.com/uedakana hace poco realizaron la graduacion de sachiko y rei fue un evento que se hizo en japon creo que en marzo :c esperemos que halla novedades con la serie aun no me canso de verla jajaja y me encanta la voz de yumi chan

  9. En esta misma publicación le dedicamos hace ya algún tiempo un reportaje tanto a la ilustradora Reine Hibiki como a la seiyuu Kana Ueda. Aquí dejo los enlaces de ambos para quien le pudiera interesar:

    https://michirumagazine.wordpress.com/2011/07/29/grandes-autores-reine-hibiki/

    https://michirumagazine.wordpress.com/2010/02/10/kana-ueda/

    Un saludo.

  10. Gracias, Si te comento que termine pagando $60 dolares por los DvD’s y oooh mi sorpresa que ese sigue siendo el final, y llore amargamente, por que hablamos de casi $900 pesos mexicanos y que me quede con el mismo final, jajaja pero al final los tengo jejeje
    Y como buen fan ya que me pasaste los Twiteer les mandare un mensaje a ver si entre tantos me contestan, chance y si, ahora a esperar con ansias, por que nada mas no me gusta quedarme con el ” que pasará”
    Con respecto al FanFic… Riokilla nombre, tiene un don para escribir. actualmente solo esta haciendo como especiales…. el primero fue de sus nuevos personajes, las respectivas hermanas de Miyuki y Shizuma jejeje

  11. nono te leiste el especial tienes que ir a donde dice 2da temporada escribio hasta la 4ta hay estan en lista cada uno de los capitulos ese especial es el ultimo xd

  12. Jajaja, si los leí todos… Te digo que ni dormía, el ultimo es cuando ya están juntas con su beba y esperando otro en camino,igual Tomori con Miyuki jejeje, no me explique bien…. Me refería a que esos especiales… Apenas los va sacando y son muy buenos… Yo creo que empezaré el fanfic de Kannazuki No Miko jeje….

  13. y luego uno de maria sama pls c:

  14. Jajaja Hikari-chan… Me ha tentado un de Marimite, pero no se como que me quiero quedar con el suspenso!… Oye Tienes algun correo donde comunicarnos mas directamente?

  15. Para poneros en contacto os recomiendo que lo hagáis a través de nuestro foro, principalmente para no tener que dar datos personales por aquí (y que luego podría ver cualquiera).

    Allí en el foro, además de tener a vuestra disposición una sección específica para tratar acerca de todo lo relacionado con Maria-sama ga Miteru, también tenéis la posiblidad de utilizar el sistema de mensajes privados entre vosotras para hablar de cualquier otro tema que os apeteciera.

    http://michiru.foroactivo.com/

    Un saludo.

  16. jaja si me perdi en el foro pero si me dejas un mensaje con tu correo hablamos mi usuario es hikari chan no te encontre en el foro x3

  17. Horchler-chan

    Creo ya te deje un mensaje privado jejeje a ver si te llega Hikari-chan

  18. Dicen que en la vida se necesita muchas cosas.. Yo solo necesito una quinta temporada de maria sama ga miteru quiero a Yumi y a Sachiko juntas TT_TT

  19. Aún no comprendo del todo,Yumi tiene sentimientos románticos hacia Sachiko¿no?,la cuestión es ¿Sachiko le corresponde?,¿En realidad su relación es tan sólo un vínculo hermanal?,¿Qué siente Yumi por Touko?,respondanme por fa

  20. Hola Shizuma Sama.

    Puede decirse que la relación entre Sachiko y Yumi se reproduce luego a grandes rasgos entre Yumi y Touko. Es decir: por una parte tendríamos un amor claro de la kouhai por la senpai (de Touko hacia Yumi), pero de nuevo tendríamos tan solo un -aparente- gran cariño de tipo fraternal en la dirección opuesta, entre la senpai y la kouhai (de Yumi hacia Touko), tal y como sucedía entre Sachiko y Yumi, dando así la sensación de perpetuarse este tipo de relaciones en un nuevo ciclo pero con diferentes actores involucrados (que no deja de ser una de las principales temáticas que maneja la obra).

    Pero como de hecho es tradicional en el Shoujo clásico hay que remarcar también que no todo nos lo dejan meridianamente claro (como sí suele suceder en cambio en la mayoría de obras para el gran público), sino que aquí de forma deliberada se dejan todas estas cuestiones concernientes al plano romántico y sentimental en un terreno de lo más difuminado e interpretable, a gusto del lector o espectador. Es más, se puede decir que es algo que acaba siendo parte del encanto de la propia obra y de otras en su misma línea.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s