RESEÑA – Aika

Desde hace ya algún tiempo mantengo la costumbre de elegir una obra de Anime más bien “ligera” para ver a continuación de alguna obra que me haya resultado especialmente “densa”, ya sea a nivel argumental, visual o incluso porque la serie tuviera un ritmo y una acción tan intensos que fueran de las que te dejan “agotado”, como me ha pasado recientemente con Canaan. Y ésto por supuesto sin atribuirle connotación negativa alguna a ninguna de las dos: ni a la obra “densa” ni a la “ligera, que simplemente se alternan en mi particular agenda de visionado de Anime para no saturarme tampoco demasiado y hacer así más llevadera mi afición por este apasionante mundillo.

Como decía, tras Canaan ahora tocaba “obra ligera”, y entre las muchas que tenía apuntadas como futuribles me acabé decantando por Aika, a la que me referiré así tal cual y no con el habitual “Agent Aika”, ya que aquí hablaré de sus tres sagas (Agent Aika, Aika R-16 y Aika Zero), haciendo digamos que tres reseñas en una, por lo que el artículo será algo más largo de lo habitual. En el caso de Mai Otome separé la serie original y sus O.V.A.s (Mai Otome Zwei) de la posterior Mai Otome S.ifr por tener ésta una suficiente identidad propia en cuanto a personajes, historia y acontecimientos respecto de la serie principal, y en el caso de Aika también lo podría haber hecho así, pero como comprobaréis vosotros mismos de la lectura de esta reseña la verdad es que hacer eso con Aika no mereceria demasiado la pena, tratándose de la obra que es y lo que ésta nos ofrece.

Para situarnos rápidamente basta con decir que Agent Aika fue una serie en formato O.V.A. aparecida en el año 1997, contando con 7 episodios normales y un episodio especial que incluía desde vídeos musicales realizados con imágenes de la serie hasta algunos pequeños fragmentos de la historia que no se veían en la serie pero que tampoco tenían mayor relevancia, como la llegada a la nueva sede de la compañía de los protagonistas o la introducción del personaje de Shuntaro.

Tras un largo paréntesis de diez años, en el 2007 se produjo una nueva mini-serie: Aika R-16, también en formato O.V.A., esta vez ambientada 10 años antes de lo ocurrido en la primera serie, mostrándonos las vivencias de una Aika adolescente en su época escolar. Tan solo un año después, en el 2008 dió comienzo una nueva mini-serie de O.V.A.s (Aika Zero) situada tres años después de los sucesos de Aika R-16, situándose por tanto a medio camino entre la segunda y la primera serie y mostrándonos a una Aika con 19 años y compartiendo protagonismo con personajes tanto de ambas series (lógicamente los de la primera mucho más jóvenes y los de la segunda algo más mayores).

La ambientación que nos presentan las tres series de Aika tiene como gran particularidad que nos encontramos con un planeta Tierra cuya superficie se ha visto reducida drásticamente a causa de un grave cataclismo natural, dejando por ejemplo la ciudad de Tokyo casi por completo inundada bajo el océano. Por este motivo tenemos un gran número de personas y compañías que se dedican a recuperar objetos de valor de las antiguas ciudes ahora sumergidas, siendo ésta precisamente la ocupación de nuestra protagonista, Aika Sumeragi (no sabemos si será pariente de Subaru y de Hokuto, aunque por sus habilidades especiales bien podría serlo). Aika trabaja para una pequeña compañía de rescate de objetos de las ciudades sumergidas, formando equipo con la joven Rion Aida y su padre Gozo, que es el dueño de la compañía y quien enseñó el oficio a Aika en el pasado.

Una vez ya en situación, tenemos la primera serie de 7 O.V.A.s (Agent Aika), que relata la amenaza de un pequeño ejército al mando de Rudolph Hagen, un tópico genio chiflado que quiere crear un nuevo mundo tan solo habitado por bellas mujeres y él como único “semental” en un nuevo órden mundial. Aika y sus compañeros se enfrentarán a sus pérfidos planes durante en el primer “arco argumental” (por llamarlo de alguna manera…) de la serie, que serían los 4 primeros episodios.

Tras desbaratar sus planes, Aika tendrá que lidiar en los siguientes episodios con las restantes fuerzas del ejército de Hagen en un segundo “arco argumental” (también por llamarlo de alguna manera, con perdón para la palabra “argumental”). Este segundo tramo en mi opinión resulta bastante más entretenido que el primero, y eso que en principio aquél contenía la “historia principal”, pero al ser ésta tan tópica y poder imaginarnos en todo momento lo que iba a pasar nunca llegaba a sorprendernos.

Lamentablemente ya nos iremos acostumbrando a que la “trama” a veces parece ser tan solo la recurrente obsesión por mostrarnos las prendas íntimas de todo el reparto femenino de la serie (peor incluso que lo visto en Ikkitousen, para hacernos sólo una idea), más que la propia historia en sí tal y como deberían dedicarse a relatarnos, dejando lo demás como un simple adorno. Pero en Agent Aika por desgracia el “adorno” se llega a convertir en una obsesión permanente que lo capitaliza todo, resultando multitud de escenas y situaciones en la serie directamente “prescindibles”, cuando no ya por completo inútiles.

Los personajes además son de lo más planos e insulsos que nos podamos imaginar, en especial los villanos, pareciendo haber sido cortados de un patrón ya visto en multitud de ocasiones antes, sobre todo para aquellos que sean aficionados a las películas de James Bond y similares, recordando en especial al film Moonraker por la similar temática planteada de querer desde el espacio eliminar todo vestigio de vida humana y repoblar el planeta con una nueva “humanidad” confeccionada a la medida del chiflado poderoso de turno.

Este tópico en particular del villano megalómano al frente de un pequeño ejército que posee el control sobre una nueva y destructiva tecnología nos recordará especialmente a las películas del famoso agente 007.

El estilo de dibujo por otra parte tampoco ayuda demasiado a ese ya de por sí flojísimo argumento de la obra, siendo un dibujo más propio de principios de los 90 que de finales. Sólo hay que pensar que, apenas un año después a la aparición de la serie original de Aika, pudimos ver por ejemplo una serie como Cowboy Bebop (y además en televisión)…

Sí, sé que las comparaciones son odiosas, y más en casos como éste. Sunrise es Sunrise y tiene los medios que tiene, pero como digo tan solo se llevaban un año de diferencia y tampoco debería haber la abismal diferencia que hay ya sólo a nivel gráfico (porque a nivel argumental y musical mejor ni hablemos…), siendo además Aika un producto directamente producido para el mercado del vídeo doméstico, por lo que dicha calidad algo más elevada que de costumbre (de lo que sería una serie normal de T.V.) sería no ya exigible pero sí muy de agredecer.

El Yuri que veremos en la serie será bastante secundario, aunque al menos cuando se muestra se hace de forma bastante clara y sin dejar lugar a dudas. Tenemos la relación más obvia como es la formada por las primeras oficiales de Hagen, que aunque al principio tan solo se insinúa como una posible relación entre ambas luego en los últimos episodios no se deja lugar a la menor duda y se muestra a las dos ya abiertamente como pareja.

También Aika tendrá sus “momentos de gloria” para los aficionados al Yuri, en especial en los tres últimos episodios de esta primera serie, llegando a vivir un breve “romance” con un apuesto joven que era en realidad una bella secuaz de Hagen disfrazada para llevar a cabo su venganza, o las constantes muestras de, a veces algo más que afecto, que le brindarán ciertos personajes como la propia Rion o la estupenda villana Rie, en especial en su aparición estelar durante el sexto episodio.

Tras esta decepcionante primera serie, que apenas se salva un poco por esos tres últimos episodios (curiosamente los tres que se plantean como una continuación algo gratuita de la “trama principal” ya resuelta en los cuatro primeros episodios, pero que acaban siendo mejores que el propio arco principal), llega una década después una nueva serie de Aika, pero esta vez mostrándola en su etapa adolescente: Aika R-16.

Los augurios no eran desde luego nada buenos visto lo visto anteriormente… pero al final, ya fuera por comparación con lo floja que fue la primera serie o por los propios méritos de esta nueva producción, debo decir que sí nos encontramos ya con una serie desde luego que “aprovechable” y muy entretenida, al menos para pasar el rato sin mayores complicaciones. Vamos, en términos cinematográficos lo que vendría a denominarse como una “película de palomitas”, que nos hace salir del cine contentos aunque desde luego sin hacernos reflexionar sobre los misterios del Universo.

En esta nueva serie, a parte de mejorar notablemente el nivel gráfico en general de la obra (diez años pesan mucho, desde luego), tenemos un argumento que, a pesar de no ser tampoco el más original del mundo, sí es lo suficientemente “resultón” como para entretener y hacernos seguir la serie con cierto interés por saber lo que va a ocurrir en el siguiente episodio. Desde luego que sin grandes alardes esta segunda serie sorprende bastante más que su predecesora, en la que como dije antes sabíamos en todo momento lo que iba a ocurrir por su exasperante predicibilidad.

En Aika R-16 siguen dándose muchas situaciones de lo más absurdas, pero dentro de un tono cómico ya más elaborado y desde luego que contando con personajes mejor trazados, algo que sabemos que resulta del todo imprescindible para lograrlo. Ahora Aika estará acompañada en sus aventuras por el gran personaje de Eri por un lado, una atractiva jovencita adinerada que hace lo que se le antoja y que es capaz de organizar una expedición con sus compañeras de clase a los parajes más remotos, y de la enigmática Karen por otro, una joven habitualmente con la mente en las nubes pero que como suele ocurrir en estos casos guarda un gran secreto que la hace única del resto y que resultará decisiva para la resolución de la trama.

A mí en lo personal la relación que vemos en esta serie entre Aika y Eri me pareció de lo más interesante, y sin duda podría haberse sacado más partido, aunque cada cuál puede sacar sus propias conclusiones de lo visto en la serie en cuanto a pensar si puede haber o no algo especial entre ellas. También el personaje de Karen da algo de juego en cuanto al contenido Yuri en la serie, pero en mi opinión está bastante desaprovechado también (tanto en ésta como en la nueva serie de O.V.A.s que vendría después).

Y con esto llegamos hasta la última serie hasta la fecha realizada: Aika Zero, compuesta como ya ocurriera con la serie anterior de Aika R-16 por tan solo 3 episodios. En Aika Zero veremos a nuestra valiente protagonista infiltrarse en una elitista escuela para investigar un turbio caso en el que, para variar, estarán involucrados viejos conocidos de la primera serie (veremos aparecer de nuevo a la histriónica Neena, mucho más jóven también lógicamente), pero como decía el trío protagonista sigue mateniéndose igual que el que vimos en Aika R-16.

No obstante estas nuevas O.V.A.s he de decir que me han resultado horrendas y de lo más decepcionantes, no tanto ya en cuanto al nivel de calidad general que sabemos que ofrece esta franquicia (que tiene la calidad que tiene, como creo que ha quedado claro a lo largo de toda la primera parte de esta reseña, es decir: mediocre, y en ocasiones hasta vulgar, por la poca gracia de la insistente reiteración en el “festival pantsu”), sino por el hecho de mantener al trío protagonista de la, para mí bastante aceptable, serie de Aika R-16, y ver que a pesar de ello la nueva serie de Aika Zero vuelve un poco a la senda del escaso interés, al ritmo algo simplón y cansino, y a un argumento de lo más predecible como ya sucediera en la primera serie de Agent Aika. Ojalá en definitiva en futuras entregas se enderece de nuevo el rumbo y podamos al menos disfrutar de una obra tan entretenida como fue su segunda temporada.

Publicado el octubre 10, 2009 en Aika y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. esta vez el comentario es sin leer todo el articulo.
    aun no veo nada mas q el ova origuinal q me parecio muy bueno. creoq si le quetamos todos los desnudos, aun tenemos un muy buen trabajo.
    ahora bien lo q salio despues paso antes , a lo” volver al futuro 3″ o “episodio 1 ,2 y 3”
    este tipo de argumentos me gustan mucho asi q puede q la vea pronto , como bien dices es un trabajo de corta extencion

  2. superyurisama

    me fasina desde la priemra ves q lo vi cuando tenia 10 años 0///0 siempre soñaba con aika me facina n_n

  3. Aika creo fue el primer anime donde una bella heroina se enfrenta a un ejercito de mujeres

  4. En absoluto, antonio.

    El utilizar “ejércitos de mujeres” como un elemento antagonista se puede decir que es un tópico bastante recurrente y antiguo en el mundo del Anime, más o menos desde los años 70 (estando inspirado a su vez sobre todo en las producciones de “Serie B” de imagen real anteriores), siendo como es bien sabido un recurso más de “Fanservice” como cualquier otro, ya que rara vez está justificado convenientemente el por qué de dicha composición de las fuerzas enemigas, sino que su única razón de ser es simplemente para que éstas “luzcan mejor” en pantalla.

    Anteriormente a Agent Aika (1997) tienes claros ejemplos de esa utilización en obras tan conocidas como Sailor Moon (1992), Proyecto A-Ko (1986) y remontándonos muchos años atrás incluso hasta los tiempos arcaicos de Cutey Honey (1973). En todas ellas había los super-villanos y super-villanas de turno cuyas fuerzas maléficas estaban compuestas exclusivamente por mujeres.

  5. Bueno a pesar de las “virtudes” de Agent Aika hay que reconocerle que fue la serie que inventó el “ecchi para bien o para mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s