RESEÑA – Yami to Boushi to Hon no Tabibito

Yami to Boushi to Hon no Tabibito, título que merece desde luego un premio para quien sea capaz de pronunciarlo correctamente cinco veces seguidas en un breve intervalo de cinco segundos (creedme si os digo que yo lo he intentado, y me he quedado siempre en 6 o 7 segundos), es el peculiar título de una obra irrepetible en el mundo del Yuri.

Su traducción significaría “La oscuridad, el sombrero y los viajeros de los libros”, que sin duda resume bastante bien los rasgos esenciales y algunos de los más destacados motivos conductores presentes en el original argumento de esta fascinante obra.

Yamibou” (como dejaremos abreviado su título a partir de ahora) tuvo su origen en un videojuego del 2002 creado por la compañía ROOT para P.C., teniendo un marcado carácter Ecchi-Hentai, como tantas otras grandes obras que pasan brillantemente de este formato al Anime y lucen casi tanto o más que en el formato originario que les vió nacer.

La adaptación animada (una colaboración entre la propia ROOT y el Studio DEEN) se llevó a cabo bajo la forma de una serie corta de T.V. de 13 episodios, aunque cada uno de ellos era tan intenso y se disfrutaba tanto (debido a la condensada e impactante porción de historia que queda comprendida en cada uno de ellos) que al finalizar la serie la impresión era más bien de haber disfrutado de una serie de doble duración, como una de las habituales series de 26 episodios. De hecho hay series de más de 50 en las que no ocurre ni la mitad de todo lo que sucede en Yamibou, por lo que la serie invita sin duda a sucesivos visionados para disfrutar tanto de su trama principal como de las diversas subtramas que se van entrelazando.

La protagonista de la historia, la reservada y espartana Hatsuki Azuma, es una bella y misteriorosa joven de nuestro tiempo aunque con alma de samurai. Sin pensarlo dos veces, Hatsuki emprenderá un largo viaje por toda una serie de mundos de fantasía, en constante búsqueda de su adorada y desaparecida hermana mayor Hatsumi, a la que ama con locura (hay que decir que ambas no guardan en realidad ningún vínculo de sangre). Justo el día de su decimosexto cumpleaños, Hatsumi desaparecerá literalmente ante los atónitos ojos de Hatsuki, además en un momento especialmante crucial para ambas. En su atípico viaje la acompañará un singular pájaro llamado Ken-chan y una explosiva maga con el sugerente nombre de Lilith, que se encarga de una fabulosa biblioteca en la que se puede viajar a través de los diferentes mundos mediante los libros contenidos en su extenso catálogo.

Si por algo destaca ante todo esta serie a parte del crucial elemento Yuri (que más adelante ya comentaré ampliamente, dejándolo para el final como de costumbre), es por su exquisita y soberbia ambientación, fundamental para desarrollar de forma adecuada el elaborado (que no por ello complicado) argumento de la obra. La serie desde luego luce con una nota altísima en este aspecto, pues cada mundo y escenario representado a lo largo de los tan solo 13 episodios que la componen está recreado con gran originalidad y esmero. Cada uno de ellos está ambientado además en una época totalmente distinta (a nivel cultural, tecnológico e incluso en el diferente grado de fantasía presente en cada mundo) y obedece a sus propias singularidades y “leyes” particulares, reuniendo los suficientes elementos distintivos como para gozar de una marcada “personalidad propia” frente a los otros mundos de la misma serie.

De la suma de todo ello queda conformado un explosivo conglomerado de extrañas localizaciones que, sin duda, habría dado para poder acoger cada uno de estos mundos por separado muchos más episodios de haber sido una serie de mayor extensión, tal y como veríamos por ejemplo años después en Tsubasa Chronicle, en la que los protagonistas podían estar perfectamente 4 o 5 episodios sin cambiar de mundo y sin que por ello se perdiera la “magia” especial del mismo, aún cuando éste ya lo conociéramos lo suficiente, y siempre claro está que la historia allí desarrollada resultara de interés para el espectador (algo que lamentablemente no siempre sucedía en la irregular obra del estudio Bee Train).

En Yamibou veremos que nuestra protagonista y sus acompañantes apenas estarán un episodio o dos como mucho en cada uno de los originales mundos por los que se desarrolla la trama (dado el propio ritmo de la serie y su corta extensión total), pero aún así resultan una absoluta delicia como el ambientado en el tren al inicio de la obra, el ambientado en el Japón feudal o el situado en un mundo futurista, con la bellísima historia que allí se nos cuenta además como gran valor añadido al propio interés de esa porción de la historia. Precisamente el viaje por el espacio de los niños huérfanos en busca de un nuevo mundo, tutelados tan solo por la computadora de la nave en la que viajan, merecería tener en mi opinión hasta un spin-off propio para desarrollar adecuadamente y sin prisas esa deliciosa historia.

El diseño original de personajes de Yamibou resulta además de lo más llamativo a simple vista para todo aquél que acude a esta obra por vez primera, atrapándole sin remedio por la explosividad en las sugerentes formas y en el vivo colorido empleado. El reconocible estilo propio de CARNELIAN nos brinda aquí una vez más unas figuras femeninas de exuberante belleza y exagerado atractivo, que las acaba haciendo casi tan irreales como los propios mundos de fantasía por donde transcurre la historia. Podemos disfrutar también de los diseños de CARNELIAN en las otras dos obras emparentadas con Yamibou, tanto la anterior Moonlight Lady como la posterior Touka Gettan (donde además podremos ver un interesante cameo que a buen seguro agradará a los fans de Yamibou).

De la música por supuesto tampoco nos podemos olvidar: realmente fantástica de principio a fín. De hecho en los primeros instantes de la obra podremos comprobarlo ya por nosotros mismos, con la deliciosa pieza musical que acompaña las primeras e idílicas imágenes que veremos de Hatsuki y Hatsumi tiernamente abrazadas (quizá como una cruel ironía por todo lo que ambas tendrán que pasar a lo largo de la serie). Akifumi Tada, autor también de la música para Seraphim Call, Tokyo Underground y Touka Gettan entre otras firma aquí sin duda uno de sus mejores trabajos.

Finalmente, en cuanto a la cuestión del Yuri se refiere, tenemos en Yamibou una importantísima y decisiva presencia del mismo a lo largo de la obra. Lo podemos encontrar además en muy diversas manifestaciones e intensidades, desde el más espiritual y platónico hasta el más directo y físico, siendo también empleado de forma destacada como arma de seducción en diferentes momentos de la serie por parte de la explosiva Lilith. El tratamiento además que se le dá al amor que siente Hatsuki por su hermana adoptiva y, cómo dicho amor no puede ya contenerse por más tiempo en un plano meramente “espiritual”, sino que ansía pasar a un plano ya más “físico”, resultará de gran interés en la serie, con momentos realmente impactantes en su demostración (y más en “cierta forma” que para nada estamos acostumbrados a ver en otras series, ni siquiera en las que son 100% Yuri). Aquí es precisamente cuando suele aparecer a continuación la complicada tarea de calificar el Yuri presente en Yamibou: bien como el elemento central en la serie o simplemente entenderlo como un elemento importante más, entre otros pilares básicos presentes en esta original obra.

En mi opinión, aún siendo obvio que los pasos dados por la protagonista en la obra vienen directamente motivados por la relación Yuri planteada desde el primer episodio, y que a parte de esa relación principal también se nos muestran otros “momentos Yuri” destacados (en especial por los numerosos personajes secundarios femeninos que “beben los vientos” por Hatsuki a lo largo de la obra), no entiendo yo a pesar de todo que el Yuri sea el argumento central por sí mismo en esta obra, sino que su presencia es sin duda muy importante y destacada pero de igual modo que lo son también otros elementos en la obra. De hecho, una vez examidada en su conjunto y habiendo reflexionado en profundidad sobre ella, desde mi punto de vista el pilar fundamental que sustenta toda la obra es el viaje en sí mismo, el propio hecho de recorrer todos esos mundos tan extravagantes y diferentes entre sí, y en cómo todas esas experiencias influyen decisivamente en el personaje de Hatsuki.

El Yuri es importantísimo y decisivo en esta obra, que a nadie le quepa duda de ello, pero como digo no es más que uno de sus diversos pilares fundamentales, si bien no el único que condiciona directamente a los demás, sino que es más bien el conjunto de los diversos elementos determinantes en la serie lo que en definitiva sostiene a esta gran obra. Y es que Yami to Boushi to Hon no Tabibito es desde luego mucho más de lo que puede parecer a simple vista. Se trata en definitiva de una obra de lo más amena y variada, muy picante y ante todo deliciosamente imaginativa.

Publicado el junio 2, 2010 en Yami to Boushi y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 28 comentarios.

  1. 😄, es que solo había visto yamibou y ya tenia un buen tiempo que la vi, por eso mi memoria fallaba, muy buena es, gracias por aclarar mi duda XDD

  2. Yo la acabo de ver y quede facinado… Los personajes y las tramas de los difernetes mundos me hicieron llorar mas de una vez xD

    Sin duda una joya de serie y merecia mas de 13 capitulos.

  3. Sin duda alguna.

    Un saludo.

  4. La vi hace mas de un año y sinceramente es una de las mejores por no decir la mejor , serie Yuri del mundo no tanto por lo Yuri si no por la historia misma y la ambientación de la temática de viajes dimensionales estoy en debate si es la mejor ya que el final fue muy triste y fue un giro inesperado que hace llorar a muchos lo cuál le da un punto a favor y en contra porque tiene ese toque de sentimentalismo puro que logra hacer sentir a la audiencia lo que siente el personaje lo cual es dificil de por si, pero en contra porque pudieron hacer otra forma de conseguirlo ya que el final de alguna manera hace que todo se vaya al caño y hacer que todo lo que hizo hatzuki no sirviera de nada pero aun sobre eso mi opinión sigue siendo que para mi es uno de los mejores animes no solo del Yuri si no de todos los generos

  5. Hola sig, me podrás explicar el final , es qué la verdad me quede con un signo de interrogación, con lo de si iba tener una hija la personaje principal. Por favor no me mandes al foro. Gracias.

  6. OK, pero aviso por adelantado del tremendo Spoiler que supondrá para quien no haya visto la serie aún, así que lo pongo bajo la preceptiva advertencia.

    —————————————————————————————————————
    ¡ S P O I L E R !
    —————————————————————————————————————

    El controvertido final de la serie se puede decir que trata de conjugar dos aspectos importantes que maneja la trama de esta enrevesada obra: por una parte el deseo de Hatsuki de volver a estar con Hatsumi a toda costa y por otra parte las singulares circunstancias que rodean a ésta última por su propia naturaleza como peculiar “bibliotecaria” viajera.

    Como Hatsumi ya consumió todo el tiempo que disponía en su vida como “hermana” de Hatsuki sólo podría volver a coincidir con ella en su mundo original y en su misma época siendo otra persona totalmente diferente, y la serie optó por una “solución” que indudablemente supuso una gran decepción entre los fans del Yuri como fue que Hatsumi se reencarnaría en la futura hija que tuviera Hatsuki. Hay que decir que, a pesar de las imágenes que nos muestra el último episodio, no quiere decir tampoco que en ese momento Hatsuki estuviera ya embarazada, sino que ella estaría teniendo en ese instante la sensación de saber cómo se iba a reencontrar con Hatsumi en el futuro. Es una resolución de la historia sin duda de lo más decepcionante para muchos de los que siguieron la serie, pero en mi opinión no es tampoco algo tan desastroso como se suele pintar.

    Y aquí mi opinión del por qué digo ésto: debemos tener en cuenta el tipo de obra que es YamiBou: una Visual novel que es adaptada al Anime en un momento dado, tal y como lo han sido otras en el pasado y lo siguen siendo a día de hoy las más populares de cada momento. Como Visual Novel que es, YamiBou es una obra que presenta por definición toda una serie de diferentes caminos o rutas por las que la historia puede transcurrir, finalizando de múltiples maneras para bien o para mal (los conocidos en el argot como “Good ending”, “Bad ending”, “Perfect ending” y demás). De cara a la adaptación animada que se hizo en el 2003 debemos tener en cuenta que simplemente el estudio optó por otorgarle un final de entre las diferentes posibilidades que podía haber, pero igual que podrían haber optado por otro final distinto perfectamente. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en las diversas adaptaciones de la célebre Kimi ga Nozomu Eien, que en la serie original acababa de una manera y en la posterior mini-serie de O.V.A.s acababa de otra diferente, y ambas eran perfectamente válidas y “oficiales” por así decirlo.

    Qué vengo a decir con ésto, pues que si de YamiBou se hiciera por ejemplo una nueva adaptación en un futuro en el ámbito del Anime (como una nueva serie, O.V.A.s, películas o lo que fuera), el estudio que se encargara de ello podría perfectamente darle un nuevo final a la obra, y sería tan válido como el de la serie del 2003 (y quién sabe si veríamos entonces juntas y felices a Hatsuki con Hatsumi), por lo que si no nos convenció el final de la serie original siempre podemos contemplarlo como lo que es en definitiva: tan solo un posible final de los múltiples que admite la obra por su propia naturaleza.

    Un saludo.

  7. Segunda vez que veo la serie y quede mas fascinado que la primera vez, el soundtrack una maravilla, en especial el tema de hatzuki, el de la biblioteca (Toshokan) ente otros. Hatzuki es mi personaje favorito, tan hermosa y tan humana, hatsumi(eve) es hermosa pero me parecio muy egoista su forma de ser, haciendo sufrir a muche a gente cuando dejaba un mundo e iba hacia el otro.

    Tambien me encantaron las subtramas que se desarrollaron en cada mundo, en especial el del japon feudal, la de los niños en el espacio, la del tren ruso etc. Me encantaria que le hicieran un reboot o un nuevo final a la serie, que la alargaran mas.

    Tuve la oportunidad de ver la serie “Hermana” llamada Touka gettan y no quede del todo complacido, invertir el orden de los capitulos lo vi innecesario, Ni touka ni momoka me llamaron la atencion, solo algunos personajes como nene, yumiko, kikyou valieron la pena.

  8. La termine de ver anoche (precisamente a la madrugada) y aun no puedo pensar en otra cosa. en youtube hay un AMV de yamibou con la canción fix you de la banda coldplay que esta dedicado al final, le hará sentir mejor a mas de uno despues de ver el final. creo que ahora solo queda esa eterna esperanza de una segunda temporada T-T ahora voy a ver kannazuki no miko.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s