Visita al Salón del Manga de Barcelona 2010

El Salón del Manga de Barcelona, sin duda el evento más importante y multitudinario en este ámbito que se celebra en España, llega a su decimosexta edición en este año 2010, siendo acogido una vez más en el municipio limítrofe de L’Hospitalet de Llobregat.

La convención ha tenido de nuevo como sede principal La Farga de L’Hospitalet, y como espacios anexos al evento ha vuelto a contar de nuevo con el Poliesportiu del Centre (para los concursos de cosplay y de karaoke, las actuaciones musicales y las demostraciones de cultura japonesa) y con el auditorio del Centre Cultural Barradas (para las proyecciones de Anime).

MICHIRU Yuri Magazine ha acudido por vez primera como medio de prensa acreditado (tan solo un año y nueve meses después del inicio de su andadura, a principios del 2009), lo cual es un motivo de especial satisfaccion para nuestra aún joven publicación, ya que hemos recibido de este modo un trato equivalente al de otros importantes medios que cuentan ya con muchos años de recorrido en la promoción y difusión del manganime en nuestro país.

A título individual un servidor no recuerda ya cuántos Salones del Cómic y del Manga de Barcelona lleva a sus espaldas, a los que hay que añadir además últimamente los Japan Weekend, que también se vienen celebrando estos últimos años en la Ciudad Condal y representan una oportunidad más para poder disfrutar de toda nuestra devota pasión por el mundo del Manga, el Anime, los videojuegos de la poderosa industria del Sol Naciente y en general por todo lo relacionado con la siempre fascinante cultura japonesa. Pero sin duda si hay un evento que esperamos más durante todo el año por los fans del manganime ése sin duda es el Salón del Manga que se viene celebrando en Barcelona desde hace ya más de una década, y alcanza este año la XVI edición.

El evento viene alcanzando cada año unas cotas de asistencia realmente asombrosas (este año nada menos que 65.000 visitantes), dada la enorme afición que hay en nuestro país por el mundo del Manga y el Anime, y muy especialmente en la Comunidad Autónoma de Catalunya, que cuenta con una gran tradición por el género desde hace décadas (y por el mundo del Cómic en general, teniendo las principales editoriales su sede en la capital catalana), por lo que a nadie extraña que el área de Barcelona sea el lugar idóneo donde celebrar cada año este gran evento.


La verdad es que tiene un gran mérito el que año tras año se estén superando ampliamente las cifras de visitas totales al Salón (en esta edición del 2010 se ha estimado en más de un 10% de crecimiento respecto de la anterior), y más en estos tiempos que corren de crisis económica e incertidumbre en general sobre lo que nos deparará el futuro, tanto a nivel individual como globalmente dentro de la sociedad de la que formamos parte.

Lamentablemente dicha situación de “vacas flacas” generalizada en los bolsillos de los aficionados no se ha visto tampoco por otra parte compensada con una reducción visible de precios en los diferentes stands del Salón, y salvo algunas honrosas excepciones (como de costumbre en ciertas ofertas especiales de las principales compañías editoras de Manga y Anime en Castellano, que siguen sobreviviendo a pesar de los tiempos que corren), han sido del todo inapreciables en el resto de expositores que acuden al Salón a hacer su particular “Agosto” (casi siempre a costa del fan menos informado o simplemente más visceral y compulsivo en sus compras).


Es evidente que en estas grandes convenciones podemos encontrar prácticamente de todo, en especial preciados objetos de colección difíciles de conseguir en los comercios habituales, como ciertas ediciones de Mangas, Animes, discos de música, art-books, figuras, videojuegos y todo tipo de material de merchandising de lo más variado (y hasta insólito), y que por ello una gran mayoría acude a estos eventos esperándolos con impaciencia durante todo el año, dispuestos a hacer un gran esfuerzo y un “generoso” desembolso para hacerse con todo lo que hubiera estado ansiando conseguir durante tanto tiempo, pero no es menos cierto que sabiendo buscar bien (sobre todo en tiendas online) podemos ya desde hace años conseguir todo lo que nos propongamos y mucho más, sin que nuestra cartera se resienta tan severamente.


Es triste que año tras año sigamos asistiendo a auténticos abusos en los precios de determinado material de importación (en muchas ocasiones además de dudosa procedencia y calidad mínima exigible), pero también en la mano está del aficionado el optar simplemente por no comprarlo. Es más, si ésto se hiciera de forma generalizada estoy convencido que algunos expositores sin demasiados escrúpulos se lo pensarían dos veces antes de pretender vender cierto material a precio de oro, a costa de la simple falta de información de la mayoría de los asistentes a estos eventos (máxime cuando una importante parte del material que pudimos ver con nuestros propios ojos en el Salón no era ni siquiera original).

Pero no me gustaría capitalizar este reportaje ni mucho menos en lo relativo a este aspecto tan negativo del Salón, a pesar que año tras año es algo que lamentablemente se sigue repitiendo (sin que quienes podrían tratar de evitarlo no hagan por lo visto nada al respecto, en especial por parte de los propios aficionados). Prefiero destacar en cambio todos aquellos otros aspectos (sin duda mucho más positivos) que nos ha deparado también un año más esta gran cita como es el Salón del Manga de Barcelona para todos aquellos que amamos con devoción el mundo del manganime.

En primer lugar si algo hay que destacar por encima de todo de este multitudinario punto de encuentro tan esperado por los fans durante el año es sin duda una cosa: el extraordinario AMBIENTE con mayúsculas que se consigue alcanzar año tras año. Miles y miles de visitantes se congregan en los diversos recintos del Salón durante los días que éste tiene lugar. Centenares de ellos además lo hacen ataviados con todo tipo de variados cosplays, que en la mayoría de los casos se han confeccionado ellos/as mismos/as (y con resultados de lo más destacados en muchas ocasiones, con algunas recreaciones de lo más convincentes, tanto en la calidad del vestuario como en la caracterización del personaje), destacando también la amplia participación del público asistente a las diversas actividades y concursos que organiza el Salón (en especial el de karaoke y el de cosplay, que cuentan siempre con una enorme asistencia).

En segundo lugar hay que hacer una mención especial obviamente a los diferentes autores invitados al Salón, quienes son responsables en definitiva de tantas y tantas buenas horas de diversión que a tantos nos han hecho pasar con sus trabajos, cada uno en su respectivo ámbitos. En este Salón hemos tenido además como viene siendo habitual una gran variedad de sectores representados: desde autores de Manga, responsables de animación y artistas de otros ámbitos vinculados como en de la canción.


Hideshi Hino, uno de los exponentes más representativos del Manga de terror (en el Salón de este año este género ha tenido una especial presencia), fue uno de los artistas más destacados entre los invitados a esta XVI edición. Hino, al igual que la autora Kayono, una conocida mangaka Shoujo, obsequiaron a los asistentes a los talleres de Manga con su saber hacer en sendas clases prácticas, tanto sobre diseño y desarrollo de personajes por una parte como sobre técnicas gráficas y narrativas por otra.


Izumi Matsumoto (creador de la mítica obra Kimagure Orange Road) y Kenji Kamiyama (director de la excepcional serie Ghost in the Shell: Stand Alone Complex) fueron dos de los autores con mayor reconocimiento internacional que vistaron este año el Salón como invitados especiales, gracias a las gestiones de Glénat y de Selecta Visión respectivamente.


También entre las grandes celebridades que asistieron como invitados a la presente edición del Salón del Manga tuvimos a Wataru Yoshizumi, la autora de obras tan populares en el mundo del Shoujo como Marmalade Boy, Quartet Game o Somos chicos de menta. En este caso fue la editorial Planeta-DeAgostini quien se encargó de contar con su presencia en el Salón, para alegría de su legión de fans en nuestro país.


La cantante de pop/rock Yuuki obsequió también por su parte a los asistentes al evento con su atractiva y poderosa voz, interpretando en directo diversos temas ante un numerosísimo público que se congregó alrededor del Stand de Selecta Visión para disfrutar de su actuación en vivo.

Finalmente, destacar también la asistencia como invitado del singular “gurú” de los videojuegos Peter Molyneux, creador de obras tan célebres como Populous, Syndicate, Dungeon Keeper, Theme Park, Theme Hospital, Black & White o la popular saga Fable, cuyo reciente tercer título se presentaba de forma especial en el Salón.

Y como tercer aspecto más destacado de esta nueva edición del Salón tenemos por supuesto un año más las esperadas exposiciones, como siempre de cara ya a un público quizá más minoritario pero también más entendido y exigente por ello. En esta ocasión la exposición principal estaba centrada como ya comenté anteriormente en el género del terror en el mundo del Manga. En ella se repasaron algunas obras destacadas de esta singular temática (entre las que se encontraban lógicamente las propias de Hideshi Hino, invitado especial de este año en el Salón) y otras también de especial interés y relevancia en el género a lo largo de los años.


Por desgracia la edición de este año del Salón no ha sido precisamente destacada en cuanto a grandes novedades o lanzamientos puntuales de interés en cuanto a obras ya más minoritarias, como por otra parte cabía esperar debido sobre todo a la crisis económica que vivimos (que acaba afectando a todos los sectores, y más a uno ya de por sí en recesión desde hace años por motivo principalmente de Internet). Por ello en momentos como éste es normal ver cómo las principales editoras seguirán apostando sobre seguro con lo que es bien sabido que funciona (o con las eternas reediciones de obras de renombre) y tan solo muy excepcionalmente nos van a sorprender con alguna que otra apuesta arriesgada (pues como es lógico no está la situación como para aventurarse demasiado en nada).


En cuanto a Manga las series que más han venido vendiendo en los últimos años van a seguir ocupando su privilegiada posición. Es decir: One Piece, Naruto, Bleach y todo lo demás ya a gran distancia, incluso si hablamos de obras tan queridas para el público como Fullmetal Alchemist, Nana, Fairy Tail o cualquiera de las creaciones de las CLAMP (de las que en este Salón por cierto hemos podido disfrutar de la reedición de la fantástica obra Clover). En cuanto a Anime la situación se presenta incluso más invariable y conservadora aún, apostando las distribuidoras tan solo por aquellos títulos con un éxito realmente asegurado (como las “eternas” franquícias de Dragon Ball, Saint Seiya, Evangelion o Mazinger, cuyo nombre en nuestro país aún sigue augurando éxito de ventas por definición).


Por suerte compañías como Selecta Visión aún nos sigue dando alguna que otra alegría de vez en cuando, apostando también por títulos más minoritarios pero de contrastada calidad como la película de La chica que saltaba a través del tiempo o Summer Wars, ambas de Mamoru Hosoda. Por otra parte la situación de compañías como Jonu Media sigue pendiente de un hilo y no sabemos si seguirán apostando por la distribución de Anime en España o si por el contrario cambiarán su modelo de negocio hacia otros ámbitos (por lo que no está nada clara la finalización del material que faltaba por publicar de series tan emblemáticas como Ranma 1/2 o Maria-sama ga Miteru). Otras compañías con destacados productos en el mercado como Aurum (poseedora actualmente de los derechos sobre buena parte del catálogo de Ghibli) han demostrado al menos que seguirán apostando por la publicación de Anime en nuestro país y como estaba previsto mantendrán su agenda de lanzamientos (con títulos como La princesa Mononoke en próximas fechas).


En cuanto al ámbito concreto del Yuri y su presencia en el Salón de este año la situación por desgracia no ha mejorado apreciablemente respecto del anterior. El mercado español no cuenta aún lamentablemente con obras 100% Yuri publicadas en el ámbito del Manga, dada aún la falta de madurez en lo referente a esta temática concreta tanto por parte de las editoriales como por parte de los propios aficionados. Y es que por mucho que nos pese a los fans del Yuri, realmente no hay aún una “masa” de aficionados lo suficientemente amplia y definida como para resultarle rentable a una editorial el apostar por lanzar un Manga decididamente Yuri. El soñar con ver publicadas en España grandes obras como Aoi Hana, Sasameki Koto, GirlFriends u Octave sigue siendo a día de hoy poco más que una utopía.


Tan solo hemos podido disfrutar en Castellano de algunas obras puntuales (muy importantes al menos, eso sí) en las que la presencia del Yuri era más o menos relevante: clásicos inmortales como Shoujo Kakumei Utena, Sailor Moon o La Rosa de Versalles han sido publicados en nuestro país, así como algunas destacadas obras con importantes y muy queridas parejas Yuri en ellas, como RG Veda, Mahou Sensei Negima! o Bleach, así como otras obras también con algún que otro contenido Yuri presente en ellas pero de un modo mucho más liviano y anecdótico, como en Ikkitousen o en Venus Versus Virus, tambien publicadas en nuestro país.

Al menos sigue siendo de agradecer la presencia en el Salón una vez más, en el área de los fanzines, de una publicación 100% Yuri como The Yuri Project (que presentaban su sexto y hasta la fecha último número), atestiguando al menos que los/as fans del Yuri estamos ahí y que el interés por este género es real y creciente entre el público, aunque los/as fans estemos tan dispersos en general entre la masa consumidora de Manga y Anime de nuestro país y en los demás de habla hispana. Tan sólo hay que ver el creciente número de webs, publicaciones temáticas (aún virtuales, como la nuestra), blogs, foros y demás lugares en la red donde el Yuri despierta auténticas pasiones entre un cada vez mayor universo de usuarios/as interesados/as en esta temática. Un sector de público muy concreto pero que por fortuna gracias a la red está cada vez mejor informado y es más exigente y selectivo con los productos que consume. Desde nuestra revista nos seguiremos esforzando precisamente en destacar y comentar todas aquellas obras del pasado y presente que realmente lo merezcan, aportando así nuestro particular granito de arena al crecimiento y la difusión del Yuri.


En definitiva un nuevo Salón que ha servido un año más como punto de encuentro propicio para miles de fans del manganime a lo largo y ancho de la península, en el que hemos podido por una parte asistir a la más que evidente buena salud de la afición como tal por este apasionante arte (de lo más arraigado ya desde hace décadas entre los jóvenes y no tan jóvenes de nuestro país), pero por otra parte hemos podido constatar también que los efectos de la crisis económica que arrastramos ya desde el pasado año sigue afectando a este sector como a cualquier otro, provocando que la escasez de nuevos lanzamientos (e incluso el simple mantenimiento de algunas obras que ya se venían publicando) presenten un aspecto cada vez más preocupante, sumado al ya de por sí oscuro horizonte que plantea el mundo de Internet sobre los formatos tradicionales de distribución. Esperemos que para la próxima edición del Salón podamos decir ya que vemos aparecer algunos rayos de luz que aporten un poco de esperanza a este inquietante panorama.

Publicado el noviembre 2, 2010 en Actualidad y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Muy buen artículo, Sig. La verdad es que entre la crisis e Internet, la cosa está complicada para las editoriales; sobre lo segundo, yo creo también que Internet es un arma de doble filo, por un lado, permite que se difunda anime y manga por países más allá de Japón que de otra forma nunca serían conocidos y a la vez, pueden dar idea a las distribuidoras y editoriales de lo que tiene más éxito (a parte de vender un montón de merchandasing fuera de Japón, claro xD); pero también está la parte negativa de que lo que uno consigue gratis por la Red no lo va a comprar depués; particularmente y según han ido pasando los años, yo he acabado comprándome aquellas obras que más me han gustado cuando han salido publicadas en castellano (más con el manga que con el anime, ya que en este segundo caso suelo consumir más bien OVAs y películas que series, más que nada, por el precio poco acorde a la calidad con las que salen aquí).

    Esperemos que la situación vaya mejorando según vaya mejorando la economía. Y ojalá algún día lleguemos a ver una obra 100% yuri publicada en castellano.

  2. Gracias por tu comentario, Nura.

    Pues sí, a ver si la cosa empieza a mejorar ya pronto, porque el futuro se ve bien negro…

  3. y k lo digas yo el estand Yuri k dices no lo vi, eso si, vi mas de uno de Yaoi o con bastante de su contenido

    muy buen articulo tio, por cierto pondre una peticion para el año k biene, suelo de espejo y escaleras de cristal trasparente jajajaja, coño k me dio por mirar para arriba debajo de las escaleras( ya k todos lo taban haciendo) y vi pasar unas piernas con minifalda y unas bragitas blancas con lunares azules, ya no la baje hasta k pase las escaleras jajajaja

  4. Acá en Chile no hay evento de tal magnitud, pero si hacemos eventos en menor escala (que envidia me dan los españoles jajaja), igual es lamentable que por esto de internet este desapareciendo un poco el mercado de estas cosas, hay que replantearse todo, lo mismo con la música… El reportaje me pareció muy bueno, pero también algo nostálgico, yo me quede pensando en cuando empezó a masificarse esto del anime, como a ido evolucionando, y en lo que estamos actualmente… Como en un principio juntaba dinero para poder comprar los VHS (evangelion por ejemplo lo compre en español), pero actualmente eso ya no pasa, ahora es cosa de “googlear” y ya está. A mi me gusta coleccionar estas cosas, y aunque tengo trabajo y puedo darme mis gustos, soy muy selectiva en lo que colecciono, ya que los precios para artículos originales son altísimos! Acá por ejemplo para comprar manga en castellano, tengo que comprar el que traen de españa, y obvio es carisimo! Insisto, hay que replantearse todo, precios, calidad, buscar alternativas que superan a la descarga, para crear una nueva mentalidad en los consumidores.
    Lo del yuri ni hablar, tenemos un largo camino que recorrer!
    Saludos.

  5. De verdad que el que es hoy por hoy el evento mas importante de manga y anime acá en Perú cabe en una esquina en evento de tu país.lo bueno es que a diferencia de lo de España que en cierta manera ya tiene algún tiempo “caminando en círculos” este cada vez esta mejor, ademas fue su 3era edición.
    mmmm hablas de cantidad de personas , me da curiosidad y haber si me das una cifra aproximada de lo que todos en conjunto pueden llegar a desembolsar al final del ultimo día.
    en lo que tenchi dice pues yo preferiría una pantalla gigante en directo desde donde las chicas se ponen tan coloridos y monos cosplays seguro que sig se detendría a ver a esa belldandy . muy al espíritu a lo que es hoy el salón ( je) claro que pagaría por ver.
    hasta el año que sigue!

  6. ha ! paper chan mis vhs de Rei Ayanami al menos los pille en su tiempo subtitulados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s