El Yuri: tan bien considerado… pero tan mal vendido

Con este primer artículo de opinión del año me gustaría abordar un tema sobre el que todo/a yurista con una cierta experiencia ya en este mundillo probablemente haya reflexionado también en algún momento, como es la (para mí preocupante) circunstancia que las obras Yuri o con contenido Yuri muy destacado (especialmente en el ámbito del Anime) suelan ser por un lado bastante bien consideradas entre el público e incluso por la crítica, pero por otro lado luego ello no se refleje en unas destacadas ventas a nivel comercial.

Y no hablo ya de lo que sería “aceptable sin más” en cifras por ejemplo en función del éxito que hubiera tenido entre los fans una determinada serie durante su pase televisivo, sino que demasiado a menudo los resultados de dichas ventas suelen presentarse ciertamente pobres para lo que cabría esperar, algo que en lo personal siempre me ha causado una gran perplejidad y hasta una inevitable sensación de abatimiento (cuando no ya directamente de desencanto), ya que la consecuencia inevitable de ello como sabemos es “cerrarle la puerta” sin más a la posible continuación televisiva de grandes obras, como Aoi Hana o Sasameki Koto como casos más tristemente notorios que hemos padecido en los últimos años.

Dos adaptaciones televisivas éstas en general muy bien valoradas por los aficionados y que cuentan también con buenas criticas en los medios especializados, pero que a la hora de vender simplemente no funcionaron todo lo bien que se esperaba de ellas, por lo que sus respectivos estudios de animación prefirieron (como por otra parte es lógico) apostar por otras obras en vez de realizar nuevas temporadas sobre aquéllas, a pesar de haber material de sobra como sabemos en su formato original de Manga para mucho más de lo que nos ofrecieron (hasta para dos o tres series de una extensión mediana incluso).

Si repasamos por ejemplo en el ámbito del Anime los más conocidos premios anuales que otorgan las principales publicaciones del sector tenemos por una parte, dento de los conocidos Anime Grand Prix de la veterana revista Animage, la presencia destacada de dos obras muy queridas para nuestra publicación: Mahou Shoujo Madoka Magica y Mawaru Penguindrum (premiadas ambas si recordáis en nuestros Premios Reflejos del 2011), que se encontrarían en el Top Ten de Animage ocupando la 7ª y 10ª posición respectivamente.

Conviene apuntar que las dos primeras posiciones del ránking de ese año estaban copadas sorprendentemente por Inazuma Eleven, una franquicia contra la que obviamente las dos series antes mencionadas no estarían “compitiendo” de hecho en ningún ámbito, en especial en el apartado demográfico.

REVISTA ANIMAGE (Anime Grand Prix 2012)    

Mejor serie de Anime    

01 – Inazuma Eleven GO
02 – Inazuma Eleven (temporada original)
03 – Uta no Prince-sama: Maji Love 1000%
04 – Ao no Exorcist
05 – Tiger & Bunny
06 – Gintama
07 – Mahou Shoujo Madoka Magica
08 – Ano Hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai
09 – Sengoku Basara: The Last Party
10 – Mawaru Penguindrum

En otra de las grandes publicaciones del sector como sería la prestigiosa revista Newtype tenemos por su parte los siguientes resultados en sus premios anuales del 2012:

REVISTA NEWTYPE

Título del año (Series de T.V.)

01 – Fate/Zero
02 – The IDOLM@STER
03 – Nisemonogatari
04 – Tari Tari
05 – Hyouka
06 – Mouretsu Pirates
07 – Sword Art Online
08 – Nyarko-san: Another Crawling Chaos
09 – Kuroko’s Basketball
10 – Mawaru Penguindrum

Título del año (Películas y O.V.A.s)

1 – K-ON!
2 – Mahou Shoujo Lyrical Nanoha the Movie 2nd A’s
3 – Wolf Children
4 – Mobile Suit Gundam UC
5 – Strike Witches

Como vemos, de nuevo obras tan queridas para nuestra publicación como Mouretsu Pirates o la reciente película de Strike Witches (dos de las obras que más distinciones obtuvieron en nuestros pasados Premios Reflejos 2012) ocupan posiciones de honor en ambas categorías de TV y largometrajes. También seguimos viendo para nuestra satisfacción la presencia aún de la encantadora Mawaru Penguindrum (Ikuhara+Yuri Tokikago Rules Forever), en su caso cerrando el ránking televisivo, así como la destacada presencia de la segunda película de Nanoha y la de K-ON! en el ránking de largometrajes.

Algunas obras como ya os habréis dado cuenta no son obviamente del pasado año 2012, sino que los votos que se recogen por parte de los lectores y lectoras de la publicación hacen referencia simplemente a lo que más les haya gustado dentro del periodo consultado (pues Mawaru Penguindrum es del 2011 y la película de K-ON! es del 2010, y a pesar de ello aparecen ambas en este ránking del 2012). Pero lo importante aquí es destacar ante todo, más allá de posiciones concretas obtenidas por las diferentes obras, que estamos hablando en definitiva de unos premios “generales”, por lo que incluso la presencia de las obras antes referidas que tanto gustan al público yurista tienen si cabe más mérito aún por tener una consideración tan buena entre el gran público.

Si repasamos por ejemplo la base de datos de una de las principales webs de referencia a nivel mundial en el ámbito del Anime como es la conocida web estadounidense Anime News Network (saliéndonos ya por tanto de lo que sería e ámbito exclusivo japonés), podemos ver cómo entre el público general las obras Yuri o con contenido Yuri más destacado reciben unas puntuaciones ciertamente notorias. Podemos ver por ejemplo a nada menos que tres de las cuatro temporadas de la mítica Maria-sama ga Miteru entre las 20 mejores obras del ránking histórico de todos los tiempos para dicha web (y la que faltaría se sitúa en 72ª posición, así que igualmente también estaría dentro de un meritorio Top 100 histórico). La base de datos de ANN por cierto está compuesta por una nada desdeñable cantidad de más de 10.000 obras referenciadas, entre series de T.V., episodios especiales, O.V.A.s, O.N.A.s y películas de todas las épocas.

Otro gran clásico moderno como Strawberry Panic! por ejemplo la encontraríamos bastante más abajo que Marimite, ocupando en concreto la 185ª posición, mientras que la genial Shoujo Kakumei Utena estaría mucho más abajo aún, pero al menos continúa apareciendo en dicho ránking pese a todo el tiempo transcurrido desde su primera emisión en 1997, lo cual es sin duda meritorio. Otras destacadas obras con contenido Yuri ya más secundario como Mahou Shoujo Madoka Magica la tendríamos por ejemplo en una muy respetable 64ª posición, y otras con unos contenidos más bien ocasionales como la serie televisiva de Read or Die en 128ª posición, así como una obra también muy querida para el público yurista más veterano como sería el gran referente de La Rosa de Versalles (posición nº 146), o la estupenda segunda temporada de Nanoha, que aparecería en 241ª posición. Muy cerca tendríamos también las fantásticas Ga-Rei Zero, Read or Die (OVAs) y Mai HiME en 245ª, 265ª y 281ª posición respectivamente. Por último mencionar también la presencia de otras obras como Cardcaptor Sakura, Mahou Sensei Negima!, Ichigo Mashimaro, Azumanga Daioh, School Rumble, Mawaru Penguindrum o la saga Monogatari (así como otros títulos también referenciados en nuestro listado con contenidos ya más bien anecdóticos e interpretables) que también podemos ver situadas en diferentes posiciones a lo largo y ancho del ránking histórico de Anime News Network.

De nuevo no conviene olvidar que estamos hablando aquí de una web generalista, es decir, en absoluto afín a nuestro ámbito y ni mucho menos especializada en él, con lo cual las puntuaciones no están para nada “infladas” como quizá podrían estarlo en una web dedicada exclusivamente al mundo del Yuri. Con ello por supuesto quiero dejar claro que quienes votan por todas esas series en dicha web lo hacen simplemente valorándolas en su conjunto, por lo mucho o poco que les hayan podido gustar en general, y no por el tema concreto del Yuri presente que luego pueda haber en ellas (y que como sabemos no cada persona percibe ni valora de igual manera), pero al menos todos estos datos nos sirven para hacernos una idea a nivel general de la buena aceptación entre el público que tienen todas estas obras para nosotros tan queridas.

Para sondear la aceptación por parte del gran público de las obras más destacadas con contenido Yuri en el ámbito específico del Manga podemos acudir por su parte a otra gran fuente de confianza en la red, como es la enorme base de datos de Baka-Updates que como sabréis tan a menudo empleamos en esta publicación. Dicha base de datos incluye más de 80.000 obras referenciadas: desde obras comerciales en formato de tomos de publicación mensual, pasando por antologías y recopilaciones diversas, hasta llegar al ámbito incluso de los One-shots que aparecen periódicamente en las principales revistas (y que no siempre se publican luego como obras autónomas), así como trabajos de autores noveles e incluso también doujinshis destacados (sobre todo los creados por autores profesionales sobre ciertas obras que admiran).

En cuanto a las obras que tratan nuestra temática predilecta podemos encontrar entre aquellas mejor puntuadas en el ránking histórico de Baka-Updates a la entrañable Girl Friends, con una puntuación media de 8,71 sobre 10, Aoi Hana con una nota media de 8,23, Kuchibiru Tameiki Sakurairo con 8,11, Hanjuku Joshi con 8,05, Gokujou Drops con 8,00, Ameiro Kouchakan Kandan con 7,99, Yuru Yuri con 7,95, Poor Poor Lips con 7,92, el clásico Love My Life con 7,88, Stray Little Devil con 7,88, Kyoukan Astro con 7,81 y Haru Natsu Aki Fuyu con 7,76 de nota media entre las obras más valoradas con contenido Yuri. Hay que señalar por cierto que tan solo siete obras superan el “9” en cuanto a valoración media en toda la base de datos de Baka-Updates, por lo que las notas antes referidas son bastante meritorias, habida cuenta además el carácter minoritario que sigue teniendo aún a día de hoy la temática Yuri.

Así pues, hemos podido ver por una parte la buena consideración que tienen muchas de las obras tanto de Manga como de Anime que tanto gustan a los lectores y lectoras de nuestra publicación (con nombres tan representativos como Girl Friends, Aoi Hana, Hanjuku Joshi, Gokujou Drops, Yuru Yuri, Mahou Shoujo Madoka Magica o Strike Witches entre otras destacadas franquicias). Las hemos visto aparecer en los ránkings anuales de premios de algunas de las más destacadas publicaciones niponas, ocupar destacados puestos en los ránkings históricos de las webs de referencia de este mundillo y, a pesar de todo, no acabar la mayoría de ellas de “explotar” en el plano de las frías cifras de ventas (salvo honrosas excepciones, claro está), pero es bien sabido ya de antemano que una obra que trate más o menos decididamente y sin demasiados tapujos la temática Yuri va a estar condenada a tener un público receptor muy concreto y especializado.

Que obras tan populares en nuestro ámbito como Girl Friends, Octave, Hanjuku Joshi, Strawberry Shake Sweet, Gokujou Drops y muchas otras no cuenten a día de hoy con la espectativa siquiera de poder ver en un futuro cercano una adaptación animada (aunque fuera al menos una de esas pequeñas series de temporada de 12 o 13 episodios, y luego si tuvieran éxito que se plantearan el continuarlas con nuevas temporadas) es algo como decía al inicio completamente desalentador. Y éso hablando tan solo de las obras más marcadamente “populares”, pues si nos referimos a las obras que podríamos denominar como de Yuri “puro y duro” (es decir, aquéllas mejor consideradas a lo largo de la historia dentro del propio sector) de ésas ya por supuesto que ni hablar de cara a una hipotética adaptación animada. Éso no vende en definitiva.

Del mercado autóctono ya casi que prefiero ni hablar, o simplemente pasar muy de puntillas por encima, por lo risorio que ha llegado a resultar el tratamiento que aquí se le ha dado al mundo del Yuri. Sí, en el ámbito del Manga se han publicado grandes títulos como Shoujo Kakumei Utena o Blue entre otras, pero no han dejado de ser pequeños “oasis en el desierto” del desconocimiento general que aquí ha habido siempre sobre la materia, y han quedado tristemente ocultas entre los vientos de la mediocridad bajo toda la “marabunta” de obras de lo más comerciales e insulsas que por desgracia tanto gustan publicarse por estos lares.

Y en el ámbito del Anime no es que hayan ido tampoco mucho mejor las cosas. Ni por asomo: aún recuerdo a finales de los 90 comprando con toda la ilusión del mundo en los Salones del Manga de Barcelona los VHS de Utena que empezó a sacar Dynamic SK en una arriesgada apuesta que en su momento muchos aplaudimos. Lo malo es que pudimos aplaudir poco, ya que al cuarto volumen se “cerró el grifo” y dejó de publicarse la serie. Y ojo, que no es que fuera una serie “del montón” precisamente, pues hablamos de una de las consideradas como mejores obras de todos los tiempos (con independencia que te guste el Yuri o no).

Casi una década después Jonu Media decidía sacar también por su parte, en otra arriesgada apuesta de lo más loable, las tres primeras temporadas de Marimite, y además en unos packs que brillaban por su gran calidad. Lo malo es que el brillo también duró poco en esta ocasión, ya que Jonu Media acabó cerrando por los malos resultados (agravados además por los inicios de la crisis actual que hoy nos atenaza) y quedó sin publicarse la cuarta temporada como hubiera sido deseable -y esperable-, así que también nos quedamos quienes adquirimos en su momento dichos packs con toda una “reliquia moderna”, destinada al menos a lucir con orgullo (pero con una inevitable tristeza por no estar completa) entre las demás obras de nuestras colecciones.

Que en general todo lo relacionado con la temática Yuri (por supuesto hablando del Yuri “bien tratado”, no el fanservicero ni el bochornoso propio del ámbito del Hentai) es y seguirá siendo un campo minoritario éso es algo que tenemos ya asumido desde hace tiempo todas y todos los yuristas de pro, que si de algo no pecamos es precisamente de ingenuidad. ¿Que la situación pueda cambiar en un futuro? Pues difícilmente lo veo posible, ni siquiera a largo plazo. Y menos cuando cualquiera puede comprobar por sí mismo dando un simple paseo por la red cómo la inmensa mayoría de los fans al manganime en general siguen viendo, concibiendo y sobre todo tratando al mundo del Yuri, especialmente si nos fijamos entre el público juvenil, que es aquél que necesariamente debería ser el que pudiera empezar a cambiar la tendencia, y por tanto en el que más deberíamos tener depositadas nuestras esperanzas por si se pudiera obrar el “milagro”.

Pero no, la realidad nos dice lastimosamente lo contrario: series y más series de “consumo rápido” que nunca se toman lo suficientemente en serio la temática (cuando no se burlan ya directamente de ella, o simplemente “juegan” con las espectativas de los fans para luego no ofrecerles nada o casi nada), así como la cansina reutilización de unos mismos arquetipos de personajes y unas situaciones de lo más trasnochadas ya, pero que a pesar de todo se siguen repitiendo hasta la extenuación por parte de los autores de Manga y los estudios de animación mientras sigan viendo que obtienen unas aceptables cotas de audiencia.

Por no hablar de la lamentable impresión que suelen producir todos esos imageboards tan repletos de material puramente morboso creado por los propios fans, o el ver foros repletos de comentarios casposos y cargados de toda clase de absurdos prejuicios (y además en pleno S.XXI como estamos, con la generación de jóvenes mejor formada de toda la historia como supuestamente tenemos) que acaban incluso desanimando a uno en cuanto a pensar que la situación pudiera llegar a ir siquiera mínimamente a mejor, dado lo poco (o nada) que suelen poner de su parte los propios aficionados, atrapados en una triste e irrefrenable pasión por la vulgaridad de lo más chabacana, y de la que no parecen saciarse ni siquiera con el paso de los años (que es lo que a mí personalmente más me preocupa de todo ésto).

No es bueno por supuesto tan solo resignarse y pensar que ésto no vaya a poder cambiar de forma perceptible en los próximos años, está claro. Pero mucho vamos a tener que poner de nuestra parte aquellos que estemos verdaderamente comprometidos con la causa, promocionando debidamente el mundo del Yuri dentro y fuera de la red, para tratar al menos de revertir en lo posible esta situación.

Podemos hacerlo desde diversas plataformas (tanto físicas como virtuales): informando sobre sus obras y autores más destacados a lo largo de la historia, explicando sus entresijos y particularidades, desbaratando prejuicios absurdos creados en torno al Yuri, divulgando aquellas obras que presenten en la actualidad una mayor calidad (y en concreto un mejor tratamiento de la temática) y por supuesto fomentando por encima de todo la compra de material original por parte de los fans, para así contribuir entre todos al sostenimiento de la industria en justa retribución de lo que ella nos brinda.

Y aunque debemos ser plenamente conscientes que, aún en el mejor de los escenarios posibles que pudiéramos imaginar, ese amargo sentimiento del “fan minoritario” va a estar siempre ahí presente (como una pesada etiqueta virtual que sabemos nos va a acompañar mientras dure nuestra afición por este mundillo y que difícilmente vamos a poder librarnos de ella por más que nos empeñemos), creo que en definitiva por todo lo que nos ha dado el Yuri en el pasado, lo que nos sigue dando hoy y lo que nos puede llegar a dar en años venideros bien merecerá la pena todo el esfuerzo realizado por nuestra parte en defensa de su causa.

Así pues, sólo nos queda llevar esa “etiqueta” al menos con mucha honra:

A mí me gusta el Yuri, ¿y a tí?

Publicado el enero 16, 2013 en Columna de Sigfrido y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. No hay que rendirnos. Debemos de motivar a mas gente para que se interese en el universo del Anime Yuri y que así haya mas demanda.
    Yo también lo digo a mucha honra:

    ¡Me encanta el Yuri! ¿Y a ti?

  2. Buen artículo😉

    Últimamente he estado pensando mucho en cómo está evolucionando el Yuri, sobretodo en el último par de años.

    Yo creo que los aficionados hemos llegado a tal nivel de descontento con la mala gestión de títulos interesantes y la falta de atención a productos nuevos que simplemente hemos empezado a “pasar” del yuri.

    En cuanto a ventas/compras:

    Soy compradora de manga/anime (en general) y hay que reconocer que es un vicio caro…pero por lo general creo que somos grandes clientes. Es decir, no voy a comprar un tomo de un manga y luego dejar a medias la colección xD, me molesta sólo de pensar en no tener todos los tomos uno al lado del otro en su estantería.

    Hasta este último año sólo había comprado material original en español distribuido aquí en España y no se me hace precisamente barato, pero lo compramos igual porque jugamos con la desventaja de no tener ni idea de japonés.

    Al ver que no llegaba absolutamente nada nuevo aquí, he empezado a comprar algunas de mis obras favoritas (sólo manga) vía amazon en japón, pero los costos del envío son tan elevados que no voy a poder seguir haciéndolo por mucho tiempo más. Eso teniendo en cuenta, encima, de que estoy comprando producto en japonés, así que es más por devoción a algunas mangakas que por querer leer la historia (historia que ya he leído en inglés o en español por internet…y gratis).

    A lo que voy es: tienen compradores potenciales fuera de japón a quienes no prestan atención en absoluto, ni ellos ni las editoriales españolas, evidentemente.

    En cuanto a calidad de manga/anime:

    Hace mucho tiempo que no veo un anime yuri que valga la pena… A decir verdad, como mucho habré visto dos o tres que alcanzaran mis expectativas.

    Tuve la suerte en su momento de disfrutar de Utena vía TV, cuando aún se compraban buenos animes en las cadenas de televisión, agua pasada ya evidentemente. También tengo un par de animes yuri comprados en sus versiones licenciadas en España (por el tema de los subtítulos que nunca están de más si pretendes entender algo de lo que dicen), Marimite y Noir de los que no me arrepiento (salvo por el detalle de no haber podido completar la colección completa de marimite, pero no pasa nada…corramos un estúpido velo).

    Así que si cuento los títulos que realmente me gustaron dentro del género yuri (centrado en esta temática, no personajes sueltos) puedo decir que caben en una mano. Por lo tanto no espero gran cosa en este campo ya que nunca he conocido tiempos mejores (xD ok, puede que hace un par de años o tres la cosa estuviera mejor que ahora).

    Mi opinión personal es que nunca se ha demostrado interés por las productoras japonesas por hacer un producto realmente bueno, probablemente por el tipo de público que suele tener el yuri en japón y la pérdida de beneficios que esto supondría (la cantidad de mangas que podrían ser llevados al anime como OVA’s con un argumento decente es espeluznante)…

    Hay que recordar que el yuri no deja de ser contenido homosexual y que a la mínima que nos salimos del fanservice deja de gustar en un país donde los armarios están atascados de gente que bajo tanto tabú no se ve capaz de vivir su sexualidad con tranquilidad (¿cuántas celebrities japonesas conocéis que estén fuera del armario y sigan teniendo el mismo éxito?).

    El manga…Ay…el manga es otro mundo!!
    Si hay alguna pizca de esperanza en el yuri está sin duda en el manga. Revistas centradas en el género con historias que van más allá del fanservice, mangakas que quieren contar algo además de dibujar caras bonitas y escenas subiditas de tono…
    Es material de calidad, cuidado y mimado… y justamente todo eso es lo que no llega aquí. De hecho apenas está saliendo de Japón y está siendo licenciado en Estados Unidos (a un ritmo desesperante)…

    Si no fuera por la gente que trabaja por internet traduciendo a un lenguaje más internacional no conoceríamos ni una décima parte del trabajo de es@s maravillos@s autor@s.

    A mi me gusta el yuri de verdad, no el que vende más.

    A mi me gusta el yuri que, desgraciadamente, no llega de manera legal a nuestros países.

    A mi me gustaRÍA ver más producto de calidad en animación yuri.

    A mi me gustARÍA que la gente fuera menos vaga y le echara más horas a leer manga en vez de estar esperando animes que nunca llegarán😛.

    A mi me preocupa ver que el panorama actual de grupos que se dedican a la traducción de yuri (en cualquier idioma) es francamente desolador. Tenemos mucho material para trabajar y nadie con la suficiente motivación para hacerlo con regularidad.

    Saludos😉.

  3. Sip, el panorama pinta realmente mal… pero espero que todo el mundo acabe al final poniendo un poco de su parte si realmente les gusta ésto, para que la situación vaya mejorando al menos poco a poco: tanto autores, estudios de animación, productoras, distribuidoras y por supuesto también los fans.

    Un saludo y gracias por comentar.

  4. Gran articulo, y lo cierto es que tienes toda la razón, solo queda hacer lo que se pueda y darlo todo por la causa, tal y como tu dijiste🙂
    Alegra mucho el ver que gente piensa de esta forma, y eso de que “segun esta juventud era la más desarrollada” (o algo así, no me apetece buscarlo entre tanto texto…) Lo lamento, pero eso me hizo reir, más que nada porque si eso fuera verdad Españano estaría como está… Bueno… Eso no viene a cuento ahora que pienso, en todo caso, muy buen articulo.
    A eso se le llama saber escribir y expresarse.

  5. A mi me sorprende un poco (y perdón si me desvío del tema) es la cantidad de manga yaoi que hay en comparación al yuri. Por ejemplo yo suelo leer en Manga*** y la diferencia es abismal.
    Lo comento porque leí mas de la mitad de mangas yuri/shoujo ai de la pagina y realmente me estoy preocupando de lo poco que me esta quedando para leer. Aunque por suerte cada poco tiempo hay algún que otro manga/capitulo nuevo.

    En fin, muy buen articulo me gusta mucho tu manera de escribir. Saludos.

  6. Hola Bolsilludo.

    Así es, en términos de “cantidad” el Yaoi gana por goleada desde siempre al Yuri, pero yo prefiero ver este tema mejor desde la óptica de la “calidad”, en la que objetivamente creo que el Yuri es bastante más interesante, pues en el mundo del Yaoi si hay algo de lo más evidente a poco que leas o veas unas cuantas obras es que repiten unos mismos esquemas y tipologías de personajes hasta la exasperación, cosa que en el Yuri por fortuna no sucede (o al menos no de un modo tan exagerado ni con tanta frecuencia).

    Y no lo digo por ser ésta una publicación sobre Yuri, en absoluto, sino situándome en la debida distancia como aficionado en general al manganime. Yo creo que si hiciéramos una prueba como hacer leer a una persona cinco obras Yaoi y cinco obras Yuri escogidas al azar, estoy convencido que nos dirían que le gustaron más los argumentos de las obras Yuri, con independencia de que una temática les pudiera gustar más que la otra.

    Por otra parte, en cuanto a la Yuri-lista de Manga ten presente que soy bastante riguroso a la hora de incluir obras en el listado, y si no han salido comercialmente como obras independientes no las pongo aún, por lo que piensa que todos esos One-shots de las revistas mensuales (tanto especializadas en Yuri como generalistas que de vez en cuando también puedan publicar alguna obra Yuri) no estarían ninguno de ellos incluídos de hecho en el listado (sino tan solo “potencialmente”), así que si virtualmente los sumáramos a todo lo otro veríamos que en realidad sí que hay bastante Manga Yuri a nuestra disposición para elegir.

    Un saludo.

  7. Aprovecho el tema para decir hola y presentar mi opinion: creo que el principal problema del genero yuri es que en el anime esta mal llevado si bien hay series que lograron captar la esencia del genero como utena o aoi hana (solo para mencionar casos mas recientes)
    es que ha caido en un poso de estereotipo y la vende como algo mas llevado al humor o al uso y habuso del fanservice sobre todo por el estilo del moe (soy franco aborresco el moe), ademas no ha avido serie que abordara el tema de la homosexualidad femenina (en el anime en le manga hay algunos) como tematica seria y compleja y que captara la atencion del fan al anime en general o a aquellos que les gustara ver animes con los que se pudieran y identificar.

  8. Me encantó el artículo (el blog en general siempre me ha fascinado). Y en todo lo que planteas te doy la razón. Existen muy buenos títulos de manga que dan un tratamiento complejo e ingenioso al amor homosexual entre mujeres. “Octave” (que mencionaste), representa perfectamente a una mujer narcisista que poco a poco cede su individualidad en una relación con una chica de una personalidad bastante diferente a la suya. Pero no es lo que vende; lo excesivamente elaborado no. Es una situación que de manera progresiva irá cambiando (no pierdo la fe). Confío en que algún día alguien como Shimura Takako (por dar un ejemplo), más allá del reconocimiento que ha tenido por parte de la crítica especializada por su obra encaminada a presentarnos un panorama particular sobre el mundo LGBT, se vea recompensada por su labor en las ventas de sus trabajos.

  9. Gracias por vuestros comentarios y opiniones. Yo también espero que la cosa vaya sensiblemente a mejor (aunque sea pasito a pasito) en los próximos años, y no pierdo la esperanza siquiera en que veamos también en el ámbito del Anime nuevas obras Yuri que se tomen verdaderamente en serio esta temática.

    Un saludo.

  10. En japón el yuri está convirtiendose en un fetiche, mejor dicho, ya es un fetiche para otakus. Basta con ver que la presencia del yuri en en anime actual no es más que simple fanservice como besos sin sentido, chicas manoseandose las tetas o cosas similares… No creo que esto cambie a corto lazo, pero si lo espero.

  11. mira no creo que sea tanto eso es que muy pocas personas son que ven este genero la mayoria solo son hombres sino mujeres pero la mayorias de mujeres son lesbianas si les preguntas a una hetero no le gusta a vise versa para con el yaoi yaque yo como niño me gusta el yaoi y soy hetero y la mayoria de mis amigas con lesbis
    aparte en anime solo entre cada 10 animes yuri que salen por temporada de seleccion anime oficial de japon 1 es yuri a full mientras que las demas se vienen solo esenas como la serie de años anteriores kiddy girls y kiddy girlsland no dan tantas espectativas pero tiene su esensia en cambio ukataka no muestra soloque amistad asta llegar el climax de la ecena entre mas climax tiene las series mas vende lo malo que entre mas sea popular el manga sera sacado a serie asi es la lei de japon el manga fue popular sea echi hentai yuri o yaroi asta gore tiene que ser asi y dependiendo los segidores aparte los que vemos por internet y por descargas no ayuda en nada por que lo que vale para ellos como empresa solo venden la original y eso se ase mas remarcada el genero como cullos tiempos de kanazuki no miko o strawberry panic que saco asta juego de play 2 ylas series cullos juegos lansados a consolas es porqu ele fue realmente bien pero saquen la ipotesis del año con las anteriores con las de aora asi podran tambien entender porque a cambiado mucho el yuri actual( se paresen a los artistas japo solo aora lucran en su pais con musica enver dedicar a su musica como antes)

  12. siiii … estoy seguro que dentro de poco nacera el apogeo del yuri….. hay que esperar el anime de citrus…. me gusta el yuri y no hay que rendirnos !!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s